Tres dominicanos se declaran culpables por lavado de 27 millones de dólares del narcotráfico en RD y Colombia.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

NUEVA YORK.- Tres dominicanos, de seis acusados, entre ellos una mujer, se declararon culpables en la Corte Federal de Newark en Nueva Jersey por lavado de $27 millones de dólares provenientes del narcotráfico cuyas transacciones las hicieron en bancos de la República Dominicana y Colombia.

Los imputados, Erickson Checo Almonte, Jordano Abreu Díaz, Felicia Almonte, Julio de la Cruz Acosta, Willy Cruz Bonilla y Emmanuel Núñez Reyes, cayeron en una investigación de la DEA, otras agencias federales y policías locales, dijo un comunicado de la fiscal federal interina Rachel A. Honig.

Todos fueron detenidos en junio 2019.

Bonilla, quien ya estaba preso se declaró culpable en septiembre 2021, mientras Checo Almonte y Abreu Díaz, sindicados como los líderes del grupo lo hicieron posteriormente mediante un acuerdo con los fiscales.

Ambos admitieron su responsabilidad a través de una video conferencia ante el juez federal Brian Matinotti por el cargo de transferencias ilegales de dinero.

La fiscalía dijo que se declararon culpables por separado.

El comunicado no se refiere al resto de los inculpados.

Checo Amonte y Abreu Díaz serán sentenciados el 2 de marzo 2022 enfrentando una pena máxima de 5 años y hasta $250 mil dólares de multa.

El expediente explica que desde abril 2017 a marzo de 2019, Checo Almonte aceptó más de $3.9 millones en efectivo y adquirió 137 cheques en sucursales bancarias en Nueva Jersey y otros lugares. Desde noviembre 2016 hasta agosto 2017, Abreu Díaz aceptó más de $1 millón en efectivo y obtuvo 39 cheques.

Los dos admitieron que el dinero en efectivo que usaron para comprar los cheques provino de una actividad ilegal relacionada con el narcotráfico, según los fiscales.

Las compras de los cheques fueron parte de un esquema de lavado y transmisión de dinero ilegal a gran escala diseñado para ocultar la fuente ilícita del efectivo y transferirlo de Nueva Jersey a la República Dominicana y Colombia mientras intentaban evadir el escrutinio por parte de las fuerzas del orden y los bancos estadounidenses.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.