Retorno de los Cruceros: Gran Oportunidad y Desafío para Puerto Plata!!

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Por: Roque J. de León B.-

Puerto Plata es una provincia localizada al Norte de la República Dominicana a la que Dios le creó todas las características para que en ella se pueda desarrollar cualquier tipo de turismo: de Cruceros, de habitaciones, ecológico, de salud, cultural, monumental e histórico debido a que aquí se encontraron dos civilizaciones (española e indígena) donde la más fuerte exterminó la más débil.

No es justo hablar de turismo en nuestra provincia si obviamos el nombre de don Luís A. Pelegrín, al igual que es de tontos intentar hablar de la historia de los barcos cruceros en nuestro país sin antes reconocer los méritos a los señores: Mike Ronald y María Jiménez, quienes el 15 de abril del año 1971 abrieron las puertas de República Dominicana al mundo a través de la Tacita de Plata al recibir el primer barco crucero que nos visitó, el «Boheme».

A partir de esa fecha los señores Ronald y Jiménez en alianza estratégica con la compañía noruega «Sony of North América» canalizaron la llegada a Puerto Plata de ocho barcos cruceros por semana hasta los años 80’s sentando así las bases para convertir la industria del ocio y el placer en la actividad económica No. 1, no sólo de la zona Norte, sino del país.

Para ese entonces perdimos el turismo de los barcos cruceros por: el descuido y la arrabalización extrema del entorno; falta de responsabilidad de las autoridades correspondientes para dotar al puerto del calado requerido que facilitara el atracado de los mismos, seguridad, marco jurídico claro y ofertas atractivas; el choque de intereses de los beneficiarios; entre otras causas que aún persisten.

En una época en que el turismo de habitación atravesaba por un mal momento, condición que aún permanece en nuestro destino, la compañía «Carnival Corporation» se interesó en construir el puerto Amber Cove en la Bahía de Maimón, Puerto Plata, República Dominicana.

Esa intención se hizo realidad el día 06 de octubre del año 2015 con la llegada del buque «Carnival Victory» luego de vencer todas las barreras burocráticas conocidas en nuestro país. A este han seguido muchos más, dinamizando en parte la actividad de la Industria sin Chimenea en nuestra ciudad.

Este es el momento pertinente para que nuestra sociedad induzca a las autoridades y organizaciones responsable de liderar la planificación del crecimiento y desarrollo perdurables en el tiempo de esta provincia, a reunirse y, en un diálogo franco y honesto se haga un levantamiento de esos puntos neurálgicos que alejan a los verdaderos inversionistas de este sector de la Economía y destruyen las oportunidades que pueden ofrecernos.

Urge que este encuentro suceda, ya que el turismo de hoteles en las zonas de Cabarete, Sosúa y de Playa Dorada paso a paso se ha convertido en una industria inmobiliaria en beneficio de un reducido grupo.

Estoy dejando plasmado en este artículo, lo que pienso y que tantas veces he dicho por diferentes medios y espacios de comunicación social, referente a la actual oferta que dispone nuestro destino para los cruceristas que nos prefieren, cito: «no es posible que con la cantidad de turistas que estamos recibiendo, Puerto Plata sólo tenga para ofrecer dos (2) callejones, una (1) plaza parque y algunas tiendas de regalos a elección de quienes venden los paquetes.

Además he dicho que en ese diálogo, anteriormente mencionado, debe considerarse como prioridad la recuperación de nuestras riquezas arquitectónicas-monumentales abandonadas en el destruido Centro Histórico y convertirlas en galerías de arte, organizar diferentes actividades en el anfiteatro, crear rutas ecológicas, paseos por los municipios de la Isabela, Luperón, Sosúa y Cabarete; potenciar nuestra artesanía creando un centro donde se muestre en la práctica cómo se talla el ambar y otros materiales, de igual manera desarrollar plantaciones de tabaco con su industrialización y convertirla en un poderoso atractivo, entre otras tantas alternativas que podemos visualizar y explotar a nuestro favor.

A eso se agregan las fortalezas y competencias que caracterizan a nuestro capital humano, incluidos profesionales especialistas en arquitectura monumental, como es el caso del arquitecto «ROMÁN» que labora en el departamento de Planeamiento Urbano en nuestro Ayuntamiento Municipal, y qué decir de nuestros artesanos.

Ahora que aún estamos a tiempo y que muy pronto inicia sus operaciones el nuevo Puerto Turístico Taíno Bay, hagamos los ajustes necesarios y oportunos para no tener que caminar lamentándonos por haber repetido los mismos errores!!

ROQUE J. DE LEÓN B.
DIPLOMADO EN TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL
MIEMBRO DEL: SNTP Y DEL SINLOPP

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.