Prohíben a diputada llevar a su bebé a las sesiones del Congreso.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Reino Unido.- Las imágenes de la parlamentaria británica Stella Creasy en las sesiones de la Cámara de los Comunes con su bebé han sido la tendencia durante los tres meses que han pasado desde el nacimiento de su hijo.

Tras acudir una vez más con el bebé a Westminster, Creasy se llevó una sorpresa al recibir un correo electrónico del secretario privado de la presidenta del comité de Medios y Arbitrios, Eleanor Laing, que decía que esto «no está en línea» con las reglas recientemente publicadas sobre «comportamiento y cortesía».

Según este libro de reglas, que fue actualizado el pasado septiembre, ninguna persona que forme parte de la Cámara «debe sentarse» en la misma «cuando esté acompañada por un hijo», algo que según Creasy demuestra que «este no es un sistema que funcione para cualquier persona que no sea un hombre de cierta edad y de cierta formación».

La diputada denunció además, que no tiene cobertura por maternidad ni derechos laborales al respecto y pidió que se escuchen las demandas de las parlamentarias que son madres.

«Aparentemente, el Parlamento ha escrito una regla que significa que no puedo llevar a la Cámara a mi bebé de tres meses, dormido y con buen comportamiento», escribió en su cuenta de Twitter.

Aprovechó para puntualizar que «todavía no hay una regla sobre el uso de mascarillas para evitar la propagación del Covid 19. «Tuve un bebé, no he renunciado a mi inteligencia ni a mi capacidad para hacer cosas y nuestra política y nuestra formulación de políticas serán mejores al tener a más madres en la mesa», apuntó la diputada al tiempo que pidió una revisión de las normas.

Creasy declaró a la prensa local sentirse «desconcertada» por lo sucedido ya que nunca había recibido ninguna queja e incluso algunos parlamentarios le habían mostrado su simpatía con su proceder.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.