El Don Juan de japón que conquistó a 4,000 mujeres y fue envenenado por joven esposa.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez

Lee y Comparte

Kosuke Nozaki tenía 77 años cuando murió, logró su fortuna con una empresa de licores, compra y venta de inmuebles y algunos otros negocios, obtuvo fama por escribir en su autobiografía cómo había conquistado a más de 4.000 mujeres.

En lugar de coleccionar autos o yates, él prefería las citas con hermosas jóvenes, había gastado tres mil millones de yenes (27,5 millones de dólares) en cortejarlas… hasta que conoció a la hermosa Saki Sudo.
.“La razón por la que gano dinero es por salir con mujeres atractivas”, rezaba un pasaje de su libro, publicado en 2016, cuyo título es Don Juan de Kishu, refiriéndose a la región de Japón en la que vivía.

“No me interesan los autos ni tampoco las casas. En cambio, tengo un deseo sin límites de mantener relaciones se-xua-les con bellas mujeres”, confesaba en el libro, que además incluía capítulos sobre cómo seducir a estudiantes universitarias y azafatas en aviones.

La joven, bella y ambiciosa Saki Sudo lo conoció en otoño de 2017, ella tenía 21 años. En entrevistas, el millonario comentó que se conocieron en el aeropuerto Haneda, en Tokio, donde tropezó adrede para que Sudo, quien dijo ser modelo, lo ayudara.

Comenzaron a salir y rápidamente ella se volvió su favorita. Al casarse, le prometió proporcionarle una asignación mensual de un millón de yenes.

En una columna que Nozaki escribió para la web Gendai Business, en 2018, pocos meses antes de su muerte, dijo estar “seguro de ser feliz” al haberse casado con Sudo, a pesar de que le habían advertido que probablemente ella estaba con él por su dinero.

Nozaki se había casado anteriormente y se había divorciado dos veces y no tenía hijos, y su perro mascota, un perro salchicha en miniatura llamado Eve, fue su única compañera hasta que se casó por tercera vez, según el sitio web.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.