Discurso íntegro del presidente Luis Abinader

El presidente de la República, Luis Aninader, realizó su primera alocución al país donde destaco el trabajo realizado en su primer mes de gobierno.
A continuación el discurso íntegro del mandatario:
Buenas noches.
Hoy, hace justo un mes tomé juramentación como presidente de la República.
Y hoy quiero hablarles a ustedes, dominicanas y dominicanos.Son ustedes quienes me eligieron.Son ustedes quienes votaron por un cambio.Son ustedes con quienes vamos a transformar este país.
Entonces dije que este sería un gobierno trasparente y que rendiría cuentas siempre.
Ayer presenté mi declaración jurada de bienes, y esta es la primera vez en la historia que se hace de forma pormenorizada y transparente.
Hemos hecho muchas cosas en estos primeros treinta días de mandato.
Desplegamos una intensa agenda de reformas para hacer real el cambio que te prometimos.
Lo primero, fue acometer las acciones urgentes que el COVID-19 nos obliga.
Decidimos incluir dos millones de dominicanos y dominicanas en el Servicio Nacional de Salud.
A partir de este mismo año habrá cobertura universal y gratuita para todos nuestros compatriotas.
Este es el plan más ambicioso que jamás un gobierno ha puesto en marcha en el sector salud en la historia de nuestro país.
Este plan de acción iniciado ya para contener la expansión del COVID-19 incluye:
-Realización masiva de pruebas PCR.
-La contratación de 1,000 médicos que estaban desempleados,
-La habilitación de más laboratorios públicos y la autorización a laboratorios privados para realizar más pruebas.
-Incremento en la disponibilidad de camas.
-Y la inclusión y participación de los ayuntamientos y organizaciones sociales en el manejo de esta crisis.
La pandemia no discrimina entre ricos y pobres.
Ningún ciudadano va a enfrentar esta crisis que atenta contra sus vidas solo. Estamos a su lado para ayudarles.
Sin embargo, no hemos descuidado el resto de prioridades.
Destinamos ya 40.000 millones de pesos para que todos los jóvenes de la república dominicana no pierdan ni una sola oportunidad de su futuro.
Pusimos en marcha planes para nuestra educación pública tanto en recursos materiales como en la formación y capacidad del profesorado.
Nos hemos adaptado rápidamente a las circunstancias que nos ha impuesto la crisis porque a nuestra llegada no existía plan alguno previsto.
Asignamos recursos especiales a la Universidad Autónoma de Santo Domingo para que sus estudiantes puedan tener educación virtual y salvar su semestre.
Estamos invirtiendo más de 420 millones de pesos para que el sector turístico se recupere como motor que es de la creación de empleos y la economía de nuestro país.
En el sector de infraestructura, arrancamos la planificación para iniciar la construcción de la autopista del Ámbar de Santiago a Puerto Plata, convertir también el puerto de Manzanillo en un gran centro de operaciones logísticas y de generación de energía para crear miles de empleos.
Así como el proyecto de 3 mil habitaciones hoteleras en la zona turística de Pedernales, siempre respetando nuestro medio ambiente.
Para impulsar el campo colocamos a través del Banco Agrícola 5000 millones en créditos para los productores a tasa cero.
La reactivación económica y la generación de empleos necesitan que movilicemos todos los instrumentos de inversión que estén a nuestro alcance.
Hemos eliminado estructuras paralelas, organismos superfluos y estamos haciendo un levantamiento de toda la estructura de gobierno para ver dónde malgastaban el dinero de los dominicanos y las dominicanas.
Tengan por seguro, nadie quedará impune si ha malversado el dinero del pueblo.
Por ello designamos un Ministerio Público independiente cuya Procuradora debe actuar con autonomía y solo guiada por la constitución y las leyes de la República. Un cambio trascendental en nuestra historia.
Apenas comenzamos y nos queda mucho camino por recorrer.
Hemos empezado a dar los primeros pasos. Y vamos a hacerlo con ustedes.
Porque el cambio es una tarea de todos, es un propósito compartido y entre todos hacemos el mejor equipo.
Muchas gracias y que Dios les bendiga.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.