Abel Martínez califica como chantaje embargo a sus cuentas bancarias.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

El alcalde de Santiago, Abel Martínez, reaccionó este miércoles ante la publicación en medios informativos del embargo a sus cuentas personales por alegadas deudas contraídas en la Alcaldía de este municipio, lo cual tildó de “un chantaje al cual no me voy a prestar”.

“Si por defender cada centavo del pueblo me van a demandar y a embargar a título personal, desde ahora les digo que pueden hacerlo todas las veces que quieran, considerando que mi deber es cuidar cada centavo bajo nuestra administración y en este caso, de personas que con medios cuestionables, han logrado un mamotreto jurídico que se les ha ido desmontando, sustentándonos en pruebas y en el buen ejercicio del derecho”.

De su lado Rafael Ceballos Peralta, director de la Consultoría jurídica del Ayuntamiento de Santiago, confirmó que ciertamente una oficina de abogados de esa ciudad trabó un embargo retentivo sobre las cuentas del ayuntamiento y de las personales del alcalde Abel Martínez, pero que se trata de un embargo irregular cuyo objetivo es chantajear a la Alcaldía y sus autoridades, a fin de conseguir el pago de un crédito cuestionado por esta entidad edilicia.

La deuda en cuestión data del año 2008 cuando los actuales abogados de ese caso, fungían como funcionarios en la Consultoría Jurídica de esa gestión y con quienes por demás, la Alcaldía no tenía ninguna deuda.

“Ciertamente dicha deuda fue reconocida mediante Sentencia No. 358-2017-SSEN-00188 del 7 de abril 2017, emitida por la Corte de Apelación de la Cámara Civil y Comercial del Departamento Judicial de Santiago, pero al tratarse de un crédito que data de la gestión del fenecido exalcalde José Enrique Sued, la misma no tiene ninguna base de sustentación, en el sentido de que el reclamante, el señor Franklin Martínez, nunca ha tenido contrato con el Ayuntamiento de Santiago, ni ninguna relación comercial”, asegura Rafael Ceballos Peralta.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.