Y se marchó el Flying Fox; zarpó el barco del puerto Don Diego

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Pasadas las 11 de la mañana salió del puerto Don Diego de Santo Domingo el yate Flying Fox, tras estar retenido en esta zona desde finales de marzo, en el marco de una investigación llevada a cabo por las autoridades dominicanas a solicitud del gobierno de los Estados Unidos.

Personal del puerto consultado por Diario Libre manifestó no tener conocimiento sobre los detalles de la salida de la embarcación valorada en más de 400 millones de dólares y retenida por una investigación sobre lavado de activos.

 «Lo único que sabemos es que se fue» sostuvo un miembro de la seguridad del puerto. Desde la Presidencia de la República se había informado que el yate estaba detenido porque se estaba haciendo la investigación y llamó a esperar los resultados de la misma, pero adelantó que si no se encuentran hallazgos que riñan con las normativas nacionales, el resultado será liberar esa embarcación.  Sobre la investigación.

De acuerdo con información relacionada a la investigación del caso, el Flying Fox es propiedad del magnate ruso Dmitry Kamenshchik, pero también guarda relación con otras personas investigadas por los Estados Unidos debido a su supuesta participación directa en escandalosos actos de lavado de dinero y evasión fiscal a escala mundial, usando las famosas compañías “Offshore”.

Diario Libre tuvo acceso a información en la que las autoridades norteamericanas aseguran que el yate figura como propiedad de la empresa Tarcona Marine S.A. registrada en Tórtola (Islas Vírgenes Británicas), y que esa empresa fue constituida por el famoso bufete de abogados panameño Mossack Fonseca & Compañía, la cuarta mayor proveedora mundial de servicios de offshore, que se vio obligada a cerrar tras la crisis económica y el descrédito por la filtración de los “Papeles de Panamá”.

En diferentes partes del mundo, la Unión Europea, el Reino Unido y los Estados Unidos han retenido grandes y lujosos yates que pertenecen a multimillonarios rusos. Esto, después de que se desataran los ataques de Rusia hacia Ucrania.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.