Wilson Camacho: un procurador que le quita el sueño a muchos.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

@navas_mundial

Se llama Wilson Camacho, “el fiscal que ha causado insomnios a los investiga­dos por presuntos actos de corrupción. A él no le tiemblan las manos para actuar en contra de funcio­narios del pasado y el ac­tual gobierno que sustraen recursos del erario.

El titular de la Procuradu­ría Especializada de Per­secución de la Corrupción Administrativa (Pepca) ha llevado investigacio­nes de grandes casos so­bre sus hombros. Su carre­ra ha estado marcada por fuertes polémicas que les han abierto varios frentes y cuestionamientos.

Junto a Yeni Berenice Reynoso, procuradora ge­neral adjunta y directora de persecución, no esca­tima esfuerzos y no deja dormir los procesos que lleva bajo investigación. Ambos se han agenciado el respaldo y admiración de muchas personas.

Camacho, de carácter enérgico, fuerte voluntad y determinación. El lugar al que ha llegado ha sido por su trabajo y dedica­ción. Su vida profesional ha sido impecable.

Como magistrado ha to­mado decisiones muy im­portantes al momento de participar en investiga­ciones de presuntos actos de corrupción, durante el tiempo que se viene des­empeñando, primero co­mo fiscal de la Pepca y lue­go titular de ese órgano.

Su dedicacion ha sido reconocida, quedando re­flejada en sus largas jorna­das de trabajo y en sus co­nocimientos del derecho.

Jamás se le ha visto nin­gún interés distinto a que se aplique justicia con todo el rigor. Y precisamente ese ri­gor es el que determina sus actuaciones en contra de los involucrados por el hecho de sustraer del erario.

Camacho pone a prue­ba su autoridad y se juega su prestigio, honra y reputación, manteniendo la confianza de la gente que repudia la impu­nidad, principalmente en los casos de corrupción.

Camacho llegó a litigar como fiscal en la jurisdic­ción de Moca durante cinco años, y en todo el departa­mento de La Vega.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.