VIDEO: Mueren cinco personas más por ingesta alcohol adulterado en Constanza

CONSTANZA .-Cinco personas perdieron la vida y otras tres se encuentran ingresadas debido a la ingesta de alcohol supuestamente adulterado, en hechos registrados en varios sectores de Constanza, informaron este lunes las autoridades de Salud del municipio.

Con estos cinco se eleva a 29 la cantidad de fallecidos y 44 los afectados por consumo de bebidas clandestinas en distintos puntos del país, desde el martes de la semana pasada a la fecha.

La mayoría de las víctimas eran miembros de una misma familia y residían en el distrito municipal Tireo y el barrio Las Flores del indicado municipio. De acuerdo a informaciones extraoficiales los afectados habrían consumido una bebida denominada “Jibarito”.

Entre los fallecidos hay dos hermanos que fueron identificados como Franklin José Durán Hernández y Pedro Durán Hernández.

Otro de los muertos por intoxicación es el señor Geurys Ramírez, mientras otros dos no han sido identificados.

En tanto que tres personas siguen graves en el Hospital Doctor Pedro Antonio Céspedes, de este municipio.

Médicos de ese centro asistencial dijeron que los pacientes llegaron con la visión perdida, con vómitos, sudoración profusa, dolor abdominal insoportable y dificultades respiratorias.

Otro de los fallecidos

Esta mañana el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, informó que ayer dicho ministerio emitió un alerta epidemiológica para evitar que se siga distribuyendo el alcohol adulterado.

Asimismo, indicó que se están realizando muestras en el laboratorio de la Dirección General de Aduanas “para determinar la naturaleza del producto que se ha estado usando y vendiendo el colmados y supermercados del Gran Santo Domingo”.

El clerén y el triculí son destilados de caña muy baratos, consumidos por lo general por la población más pobre tanto en la República Dominicana como en el vecino Haití.

Estas bebidas son realizadas de forma artesanal y clandestina, sin permiso de las autoridades sanitarias, que no las consideran aptas para el consumo humano.

También se pueden contaminar con metanol, un alcohol muy tóxico, cuando el fabricante destila maderas como materia prima o como aromatizante o al añadirle solventes para abaratar el producto.

En diciembre de 2017 se produjo un suceso similar, en el que fallecieron una docena de personas tras tomar clerén en un velatorio en Pedro Santana, un municipio de la provincia de Elías Piña, fronteriza con Haití.

El funcionario agregó que los 24 fallecimientos por la indicada causa residían en Brisas de Este, Ciudad Juan Bosch y Pantoja, en el Gran Santo Domingo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.