Vecinos culpan a Policía y Fiscalía de muerte de mujer

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Las lágrimas de impotencia y desgarradores gritos de dolor matizaron el ambiente ayer en el Parque de Las Flores en Los Tres Brazos, donde vecinos y familiares de Belkis Almonte lamentaban su asesinato y acusaban a las autoridades de negligentes en el manejo del caso, ya que según dijeron habían puesto varias querellas ante la Fiscalía y la Policía contra Víctor Radhamés Sosa y nunca tomaron las medidas de lugar.

“Ay no te pude ayudar mi hija..!”, gritaba María Hernández, madre de la occisa, con la mirada perdida por el desconsuelo, mientras subía recostada de dos de sus familiares por el callejón donde cayó agonizando su hija, en el cual todavía era visible el charco de sangre.

“Se me llevó mi pedacito. Ayyy..!”, repetía mientras los vecinos se acercaban buscando consolarle.

“Nosotros les pusimos varias querellas, hicimos todo y las autoridades no hicieron nada. El tenía querellas, alejamiento y no hicieron nada. Nunca lo metieron preso, nunca, porque él era abogado. El se fue, duró tres meses en Estados Unidos y volvió. El maltrató mucho a mi hija”, susurraba doña María con las pocas fuerzas que le quedaban de tanto llorar.

Indicó que tanto ella como su tía, Lourdes Almonte, le dijeron a Belkis que dejara a Sosa, pero al parecer él la convencía, bajo amenazas, de volver.

En la barriada el enojo y las críticas a las autoridades se esparcía como pólvora en cada grupo de personas que comentaba sobre el feminicidio. “Si las autoridades hubieran actuado, hoy Belkis estaría viva, pero aquí el pobre no vale nada”, gritó Manuel Mateo conocido dirigente comunitario, mientras señalaba el lugar donde Almonte recibió los impactos de bala.

“Eso no sirve dizque hablar de las autoridades. Hay casos donde a ese individuo (Víctor Radhamés Sosa) lo iban a buscar con órdenes de apresamiento y él daba dinero a la Policía y ahí mismo lo dejaban”, denunció Elías Almonte con enojo, quien reiteró que en más de cinco ocasiones fueron a las autoridades pero no se tomaron cartas en el asunto.

Según narran los vecinos, Sosa esperó que las personas que estaban cerca se fueran, para disparar por la espalda, en presencia de una sobrina de Belkis y luego se suicidó.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.