Usaron el nombre de Dios para cubrir “corrupción”

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Las actividades religiosas conjuntas del general Adán Cáceres y la pastora Rossy Guzmán incluyeron bodas y sesiones de oración para los miembros de la Seguridad del presidente Danilo Medina.

El mayor general Adán Cáceres Silvestre proyecta serenidad en su rostro y manejo del cargo que ocupó por ocho años y la pastora Rossy Guzmán la imagen de fogosa activista religiosa. Entre ambos, según el Ministerio Público, urdieron una red de corrupción basada en el cargo de jefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial que ocupó durante ocho años Cáceres Silvestre y ella sirvió de testaferro a través de sus “empresas”, mientras que el nombre de Dios se usó para justificar la cercanía que tenían y la presencia de ella en la sede del órgano de la seguridad.

“El general Adán Cáceres Silvestre y esta servidora fueron conocidos a través del Señor; hubo una necesidad espiritual que tuvo una de sus subalternas y él recurrió a mí; a partir de ese momento, el Señor respondió, que para él sea toda la gloria, esta persona recibe el milagro y es ahí cuándo comienza el vínculo espiritual; creo que a los dos meses hubo otro caso de necesidad espiritual donde yo tengo que intervenir, ahora en un caso de salud de otro superior y ahí el señor vuelve hacer el milagro; y es por la recurrente necesidad de varias personas de la oración que a partir de ahí vengo involucrándome en el área espiritual del Cuerpo de Ayudantes”, contó Guzmán.

Según lo declarado por la dama a partir de ese momento encabezaba cultos una vez al mes.

La autodescripción de la pastora

La pastora Rossy Guzmán se autodefinió en julio del 2020 como una mujer común y corriente, pero para el Ministerio Público es un testaferro de quien fue el jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares del presidente Danilo Medina, Adán Cáceres, para ocultar bienes supuestamente sustraídos del Estado cuando le tocó manejar más de 3 mil millones de pesos. La acusación consta en el expediente de la “Operación Coral” en la que ambos fueron arrestados junto a tres personas acusadas de formar parte de la red.

“Rossy Guzmán es una mujer común y corriente, casada hace 25 años, tiene cuatro hijos, se graduó en el 2001 en Utesa. También es teóloga de la Universidad Nacional Evangélica. Rossy Guzmán se desarrolla actualmente como vicepresidenta de pastores de la Confraternidad de Cristo Rey, es decana de la Universidad Teológica Latinoamericana (Utla) y también es el enlace entre la iglesia de Cristo Rey y Conacope; soy de Cristo Rey, nacida y criada allá y la mayor parte de mis agendas las ejecuto en Cristo Rey”, se describió en una entrevista con el comunicador y político Víctor Gómez Casanova el 23 de julio del 2020.

Continuó su autodescripción: “Debe comenzar desde el principio para que puedas entender la temática de mi vida. Desde el 1992 he estado trabajando, fue mi primer trabajo fue en Ameritex, eso fue a mis 18 años, comencé ahí como recepcionista de ese lugar, y terminé siendo asistente de contabilidad; luego en el 1994, voy a Macros Uniformes donde entro como asistente de contabilidad y termino siendo la asistente del gerente de la empresa. En el 1998 entro a agente de cambio electrométrica en donde comienza mi vida a desarrollarse en cuanto al campo del derecho, era cuasi abogada”.

“Rossy Guzmán desde el año 2001 se dedica a la compra y venta de vehículos y compraba lotes de vehículos, esto lo digo simple y sencillamente para explicar qué Rossy Guzmán hacía, a qué Rossy Guzmán se dedicaba, y como Rossy Guzmán llega a ser lo que es hoy”.

Sereno jefe de seguridad acusado de corrupción

Quienes observaron el comportamiento del general Adán Cáceres, como jefe de seguridad durante ocho años del gobierno del expresidente Danilo Medina, lo definen como un hombre sereno, de poco hablar, discreto y enfocado en su trabajo. A poco más de ocho meses de salir del poder, el militar del Ejército está acusado por el Ministerio Público de encabezar una red de corrupción que usó empresas de la pastora Rossy Guzmán para ocultar los bienes que supuestamente sustrajo del Estado donde manejó más de 3 mil millones de pesos en ocho años. En el 2001, antes de ser designado por Medina como jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares, Cáceres tenía el rango de coronel del Ejército y era el encargado de la Unidad de Detenidos y Deportados en la Dirección General de Migración (DGM), en el Aeropuerto Internacional de las Américas. El 16 de agosto del 2012 fue ascendido de coronel a general de brigada y designado jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares del Presidente con rango transitorio de mayor general mediante el decreto 455-12. Cáceres Silvestre se graduó como oficial de infantería del Ejército Nacional en la promoción 1988-1991, según consta en el libro de Graduandos de la Academia Militar.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.