Una profesora murió atropellada en Santiago, al tomar un receso en sus clases

SANTO DOMINGO.– La profesora Rosamary Hiraldo Padilla murió ayer tras ser atropellada de forma accidental por un vecino frente a su casa, en Santiago.

También señaló que al parecer, el hombre no sabía manejar bien porque pisó el acelerador y chocó así a la educadora, que estaba parada en la puerta de su casa.

Un hombre está detenido por el hecho, mientras los familiares de Hiraldo Padilla piden justicia, y la definen como una persona “muy buena”.

Dicen que quizás el chocador no lo hizo de maldad, pero exigen sea investigado para esclarecer el trágico hecho.-

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.