Un tribunal de Sudán del Sur condena a muerte por lapidación a una mujer hallada culpable de adulterio

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Tras ser declarada culpable del cargo de adulterio, una mujer de Sudán del Sur fue condenada a muerte por lapidación. La sentencia, dictada por un tribunal del estado del Nilo Blanco, es la primera de ese tipo en cerca de una década.

Según detalla el Centro Africano de Estudios para la Justicia y la Paz, Maryam Alsyed Tiyrab, de 20 años, fue condenada el pasado 26 de junio, luego de que un investigador de la Policía obtuviera de manera ilícita una presunta confesión.

El supuesto crimen, señalan los reportes, habría sido cometido después que la mujer se separara de su esposo y regresara a vivir a casa de sus padres.

De acuerdo con el referido organismo, durante el juicio, además, se cometieron una serie de irregularidades, como el inicio del proceso judicial sin una denuncia formal de las autoridades y la carencia de representación legal para la acusada.

Ante esta situación, el grupo de derechos humanos pidió a la Corte Suprema, que aún debe validar el fallo del tribunal estatal, anular la condena, ya que representa una violación al derecho internacional. En particular, contraviene la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, ratificada por la nación africana en agosto pasado.

Según la ley islámica, aplicada en Sudán del Sur, los ‘delitos Hudud’, que incluyen la apostasía (negación o renuncia a la religión), el robo, el asalto, el adulterio, la calumnia y el consumo de alcohol, conllevan penas tales como la amputación de extremidades, la flagelación y aun la muerte.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.