Un miembro de la película de Alec Baldwin podría perder un brazo por picadura de araña venenosa.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

[wpsr_share_icons icons="facebook,twitter,whatsapp,email,pdf" icon_size="32px" icon_bg_color="" icon_shape="drop"]

Tras la tragedia en el set de la película Rust, en el que, Alec Baldwin accidentalmente disparara y matara a la directora de fotografía Halyna Hutchins, un miembro del equipo se enfrenta a perder el brazo después de ser mordido por una araña venenosa.

De acuerdo al medio internacional Infobae, se trata de Jason Miller, un operador de luces, fue uno de los técnicos que siguió trabajando en el set de Nuevo México después de Hutchins muriera el 21 de octubre.

Miller estaba en la locación cuando fue mordido por una araña reclusa parda, una especie con un potente veneno, de acuerdo a Sky News. En cuestión de días, el hombre comenzó a experimentar efectos secundarios muy graves, tales la necrosis de su brazo (muerte del tejido corporal) y sepsis, un grave infección general, que lo llevó a ser hospitalizado.

“Ha sido hospitalizado y soportado múltiples cirugías cada día mientras los médicos hacen todo lo posible para detener la infección y tratar de salvar su brazo de la amputación”, informaron los responsables detrás de una página de recaudación de fondos creada para pagar sus gastos de atención médica. “Si el equipo médico logra salvar su brazo, será un largo camino de recuperación para Jason”, explicaron a Sky News.

“Si en el peor de los casos pierde el brazo, será un acontecimiento devastador para él y su familia”, añadieron en declaraciones al medio.

Un portavoz de la producción de “Rust”, incluido Baldwin, dijo: “No comentamos sobre asuntos privados de miembros individuales del elenco y del equipo”.

El caso de Miller tiene lugar poco después de que un ex empleado de la producción asegurara que “nunca se sintió tan cerca de la muerte en un set” como se sintió horas antes de la muerte de Hutchins.

Lane Luper, un operador de cámara de la película, renunció el día antes de la muerte de Hutchins. En su carta de renuncia a un gerente de producción, vista por Sky News, Luper destacó las preocupaciones sobre la seguridad en el set y el bienestar del equipo como la razón de su partida.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.