Un análisis macro fiscal cuestiona el Presupuesto 2021

Un análisis “macro-fiscal” privado cuestiona la sostenibilidad del proyecto de Presupuesto General del Estado 2021, por considerar que está sustentado en ingresos sobrestimados y un ajuste fiscal sin precedentes.

Expone que las estimaciones de ingresos son muy optimistas, tanto en los corrientes como en los de capital, que para la ocasión provendrían por la venta de activos y que registran un “ambicioso” estimado por RD$87,000 millones.

El estudio, que circula en el sector privado, duda la posibilidad de bajar el déficit fiscal de 9.3% del producto interno bruto (PIB) en que quedará al cierre del 2020 en curso a 3.0% planteado para el 2021, lo que representaría un ajuste fiscal sin precedentes en la historia económica reciente. “Y no parece realista”, dice el estudio. Refiere que en los años 2005 y 2013, que fueron períodos en los que hubo reformas tributarias y amnistías fiscales, el ajuste fue de 2.7% y 3.3% del PIB, respectivamente.

Llama la atención de que con todo y los ingresos sobreestimados, es la primera vez que en un Presupuesto, los gastos corrientes superan a los ingresos corrientes. El análisis también destaca que el proyecto de Presupuesto 2021 es casi una copia exacta del Presupuesto original del 2020, en cifras y en los articulados de la Ley. Enfatiza en que el crecimiento de las recaudaciones de DGII y DGA no parece realista tomando en cuenta la situación de la economía . Y cita a la DGII y DGA “con crecimientos muy superior al crecimiento nominal proyectado de la economía de 9.2%”.
Recuerda que estas tasas solo se han logrado en años de Reforma Tributaria. El análisis indica que el Presupuesto 2021 mantiene las medidas tributarias y de gasto dispuestas en presupuestos anteriores, como el cobro 50% en la DGA de ITBIS Pro-Industria. no ajuste por inflación en los tramos ISR personal, suspensión a la exoneración para la importación de maquinarias de juegos de azar, contribución del GLP, cobro de RD$ 2 pesos por galón de gasolina y gasoil que sea realizado por DGA.

También el aporte de Indotel del 50% de sus ingresos por la comisión para el desarrollo de las telecomunicaciones (CDT) pase a Tesorería, que el impuesto por constitución de sociedades se pague conjuntamente con el ISR, y ajustes a recursos asignados por Leyes Especiales.

La cuestión del déficit

Asimismo, dice que se mantiene el mismo esquema de Financiamiento, basado en préstamos de apoyo presupuestario, emisiones competitivas de Bonos, y se le da la facultad al Ministerio de Hacienda para que emita en la moneda, plazo y condiciones más convenientes

Según el análisis, “una estimación más realista de los ingresos y gastos del Gobierno, coloca el déficit en un rango de 5-6% del PIB”. Otros aspectos destacados por el estudio dan cuenta que la Deuda del SPNF va a superar el 60% del PIB al cierre del 2021, y que el pago de intereses representa un 28% de los ingresos corrientes “aun con la sobreestimación” que dice existe en el proyecto de Presupuesto. Enfatiza que el servicio de la deuda, que es la sumatoria de intereses más las amortizaciones, será superior el 40%.

Deja al desarrollo de los acontecimientos temas que están por todavía definir, como la estructuración de los adelantos de Impuestos anunciados por el Presidente de la República, porque plantea que son medidas que tienen costo debido a que las empresas exigen tasas de descuento, además de que compromete ingresos futuros. Según el análisis, se trata de una forma “poco transparente de financiarse”.

Monto que tendrían que compensar los adelantos

El análisis dice que para que no aumente el déficit fiscal proyectado, los adelantos tendrían que compensar un monto de RD$21,674 millones que era la estimación de las medidas adicionales descritas en la carta de remisión del Presupuesto al Congreso. Según el análisis, “dada las condiciones de la economía, era mejor presentar un Presupuesto inicial con un déficit mayor y un ajuste fiscal más realista”. Considera que el Gobierno ha perdido credibilidad porque ha tenido que revertir medidas tributarias que no debió enviar.

Una amnistía con el fin de elevar recaudaciones

El análisis cita los antecedentes del presupuesto 2020, que debido a la “doble crisis de salud y económica por el COVID ha obligado a hacer cambios en la ejecución presupuestaria 2020”, con dos modificaciones al Presupuesto 2020” aprobado por la Ley 506-19, de diciembre 2019. La primera modificación Presupuestaria fue mediante la Ley 68-20, en junio 2020, y la segunda en virtud de la Ley 222-20, de septiembre 2020. Indica que el nuevo Congreso aprobó una Amnistía Tributaria con la finalidad de subir las recaudaciones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.