El Turismo Local Visto en una Nueva Perspectiva Dentro del Negocio.

Por: Luis Felipe Espinal, Periodista FORTUNA. Sosúa, Junio del 2017.- Estoy convencido que todos, o al menos la gran mayoría, de los que vivimos en la Costa Norte, manejamos y aceptamos el concepto de la ciclicidad del Turismo, que quiere decir que es una actividad que se manifiesta por ciclos, o temporadas. Es fácil: la mayoría de los países emisores de turistas son de clima frío, y en consecuencia, y para evitar el rigor de sus inviernos, los ciudadanos de esas naciones viajan por el mundo en busca de mejores climas, con sol, calor, playas, y todas las condiciones que encuentran en algunas zonas del Planeta, especialmente en El Caribe. Durante esa época las autoridades de esos países decretan las vacaciones anuales, porque es casi imposible el trabajo en algunas áreas; Es por eso que la llamada Temporada Alta del Turismo es durante el Invierno, mientras que en las otras épocas del año, se experimenta una merma en el flujo de visitantes, debido a que las condiciones climatológicas son favorables allá. Tradicionalmente, la industria hotelera ha contado con el turismo local para hacer sostenible sus operaciones durante la temporada baja del turismo, y se diseñaron paquetes especiales para atraer a los dominicanos a salir a visitar las zonas de vocación turística del país, en el Norte, el Este y el Sur, siendo este mercado el que sostenía la industria en esa temporada. Pero era un tipo de turismo muy difícil, con bajo nivel cultural, casi inadaptado, glotón, desordenado, con escaso poder adquisitivo por lo que demandaba atención del centro Todo Incluido casi las 24 horas del día, lo que lo convertía en un turismo de pésima calidad. Gracias a Dios eso ha cambiado de manera radical, y hoy el turismo local es garantía de sostenibilidad de la industria no solo en la temporada baja, sino prácticamente todo el año, convirtiéndose en un mercado codiciado para el sector, que representa un porcentaje importante de las ventas netas de la industria. El Turismo Local ha evolucionado, y en la actualidad es un público culturalmente elevado, consciente, responsable, exigente, pero con sentido de la prudencia y el comedimiento, y sobre todo, ha mantenido una condición envidiable: es un turismo familiar, dicho de manera más llana, viajan en grupo, lo cual es un atractivo para el negocio. El turista local llena hoy los principales hoteles del país, no solamente por dos o tres días, sino por semanas como lo hace el turismo internacional, y se ha convertido en un cliente con poder adquisitivo promedio. La industria encuentra en el mercado local posibilidades de mantener niveles aceptables de ocupación y rentabilidad en el turista nacional, lo cual da confianza a un sector que se sobrepone de resacas recientes. En el nuevo contexto, es importante que entendamos que el turista local tiene un gran valor en la industria, y apreciemos el potencial que el turista criollo representa para el sector. Saludamos al turista nacional, garantía de sostenibilidad de la industria hotelera del país. Fin de la conversación Escribe un mensaje… Choose Files Choose Files

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.