Tribunal Constitucional rechaza la eliminación de «El Barrilito» de los senadores

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

SANTO DOMINGO. – El Tribunal Constitucional manifestó su rechazo en contra del «Barrilito»; además, la declararon como una acción de inconstitucionali­dad.

El Tribunal Constitucional tomó el medio de rechazo expuesto por la Pro­curaduría General de la Re­pública.

La alta corte indicó que el Fondo de Gestión Provincial Senato­rial no es apto para ser objeto de ataque a través de una acción directa de in­constitucionalidad porque no es parte de los actos consignados por el legis­lador en el apartado 185.1 de la Constitución y en los párrafos 36 de la Ley 137-11.

La sentencia publicada ayer martes señala que la sentencia TC-00076-22, «en efecto, se advierte que el Fondo de Gestión Provin­cial Senatorial, conocido co­mo «El Barrilito», no es una ley ni un decreto ni un re­glamento, resolución u or­denanza, sino que se trata de un fondo público del que dispone el Senado de la Re­pública, creado con cargo al presupuesto general del Es­tado, auditado y fiscalizado mensualmente por los ór­ganos controladores corres­pondientes».

La acción de inconstitu­cionalidad que pretendía la anulación de «El Barrilito» de los senadores fue interpuesta por la señora Finetta A. Castillo Quiñones, la Funda­ción Derecho, Educación, y Ciudadanía y Democracia (Fundación DEECIR).

El Constitucional estableció que «(…) es pertinente aclarar que no se trata de una ley, decreto, reglamento, re­solución ni ordenanza, si­no de un fondo de asisten­cia social del que dispone el Senado de la República, cuyos fondos provienen del presupuesto general del Es­tado y del cual se asigna a cada senador(a) un monto mensual, para ser utilizado por la Oficina Senatorial de sus respectivas provincias, en actividades de asistencia social e institucional, así co­mo para atender y dar res­puesta a las solicitudes de ayuda que reciben las co­munidades que represen­tan».

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.