Tres explosiones dejan al menos un muerto y 11 heridos en México

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

México.- Tres explosiones consecutivas ocurridas por una fuga de gas en una toma clandestina en un gasoducto la madrugada de este domingo, dejó al menos un muerto y 11 heridos.

El suceso dejó además medio centenar de casas derrumbadas en un barrio al norte de la ciudad de Puebla, en el centro de México.

Según los datos preliminares, el origen de la fuga fue un predio particular desde donde se estaban robando gas.

En el lugar de la toma clandestina había un camión cisterna y 25 cilindros de gas de 20 kilos. Por lo que al expandirse la nube y encontrar puntos calientes surgen las explosiones.

No obstante, la tragedia no pasó a mayor gracias a una llamada de emergencia previa a las explosiones, alertando de una nube blanca y olor a gas.

Lo que permitió la evacuación de 2.000 personas en un radio de un kilómetro, informaron el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

Y autoridades civiles, militares y de Petróleos Mexicanos, en una conferencia de prensa tras el hecho.

Informaron que de las once personas hospitalizadas, algunos tienen hasta el 75 % del cuerpo quemado, tres están intubados y otros dos en estado grave.

Además, dijeron que entre los heridos hay cuatros menores de edad, entre 3 y 16 años. Sin embargo no ofrecieron detalles sobre su situación de salud.

Barbosa afirmó que han iniciado las labores de rescate con binomios caninos por si pudiera haber personas entre los escombros, pese a no haber reportes de desaparecidos.

Agregó que, según un balance preliminar, hay 54 casas derrumbadas o con daños muy graves pero matizó que los datos podrían cambiar porque se tomaron durante la noche.

Operativo de recate

Un total de 1.400 efectivos entre militares, Guardia Nacional, policías y bomberos municipales y estatales.

Así como, efectivos de emergencia llegados del vecino estado de Tlaxacala, se sumaron al operativo desplegado en San Pablo Xochimehuacán.

El general Alfredo González dijo además que otros 870 militares estaban en camino desde el Valle de México con herramientas, maquinarias, excavadoras y cuatro binomios caninos.

La explosión tuvo lugar en San Pablo Xochimehuacán, un barrio al norte de la ciudad de Puebla, poco antes de las tres de la madrugada.

El primer reporte de la nube de gas se recibió a la 01:34 y casi de forma inmediata las autoridades comenzaron la evacuación.

Primero en un radio de 300 metros hasta llegar al kilómetro. La primera de las tres explosiones fue casi 80 minutos después.

“Si no hubiera habido desalojo y no hubiera habido coordinación hubiera habido una tragedia de grandes proporciones, terrible”, aseguró Barbosa.

Asimismo evacuaron de forma preventiva a 37 pacientes de un hospital de traumatología cercano que poco después funcionaba con normalidad, ya que solo hubo daños menores.

No obstante, un total de 175 personas permanecen en albergues.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.