¡Trama descubierta! Actor de “Empire” contrató hombres para que lo atacaran y hacerse famoso

El día de ayer, la Fiscalía de Illinois retiró los cargos que había presentado contra el actor Jussie Smollett por haberle mentido a la policía sobre un ataque racial y homófobo que supuestamente sufrió en Chicago.

El periódico Chicago tribune dio más detalles del entramado que preparó el actor abiertamente homosexual con el aparente objetivo de hacerse más famoso.

Un cheque de 3,500 dólares depositado en un banco de una tienda de comestibles. Una gorra de béisbol roja comprada en un establecimiento de Uptown y una botella de salsa picante dejada en la escena del supuesto ataque del actor Jussie.

Según los datos revelados por el medio, esos artículos se encuentran entre las pruebas detalladas en los registros de investigación de la policía de Chicago del caso de Smollett que se presentaron el miércoles al Chicago Tribune bajo una solicitud de “libre acceso a la información”.

La publicación de los documentos se produjo un día después de que los fiscales del Condado de Cook desestimaron repentinamente una acusación de 16 cargos que acusaba a Smollett de haber orquestado un ataque homofóbico y racista el 29 de enero contra sí mismo para avanzar en su carrera. Al desestimar el caso, los fiscales dijeron que habían hecho un trato con el actor para realizar dos días de servicio comunitario y perder su fianza de US$ 10,000 a la ciudad de Chicago.

El archivo policial de 61 páginas que fue redactado para eliminar los nombres de los testigos y otra información personal, detalla los pasos de investigación tomados por un equipo de detectives para desentrañar lo que le sucedió a Smollett esa noche cuando afirmó que era víctima de un ataque racista y homofóbico.

La policía reunió gran parte de su evidencia al revisar las imágenes de aproximadamente 55 cámaras de vigilancia privadas que muestran los movimientos de los dos asaltantes previo y después del ataque.

Entre otras pruebas discutidas en los archivos se encontraba una botella de salsa picante de la marca El Yucateco que se encontró en la escena más de una semana después del presunto ataque. Los detectives mostraron una foto de la botella a uno de los hermanos, quienes “afirmaron que parecía ser la botella que llenó con cloro y se vertieron sobre Smollett”, según un informe complementario presentado a principios de este mes.

El 19 de febrero, otro detective entrevistó a un gerente de una sucursal de TCF Bank ubicada en una tienda de comestibles Jewel sobre un cheque de US$ 3,500 emitido por Smollett que había sido depositado por uno de los hermanos, según los registros. Más tarde, los fiscales alegaron que el cheque, que indicaba en la línea de notas que era para entrenamiento físico, era, de hecho, el pago por llevar a cabo el ataque organizado.

La policía también obtuvo imágenes de vigilancia de los asaltantes, ambos hermanos, de muchos de los artículos que supuestamente utilizaron en el ataque en una tienda de belleza Uptown, según los informes. Entre ellos había una cuerda, máscaras negras, sombreros y guantes.

En declaraciones a la prensa al abandonar la corte, el actor dijo que fue “sincero y consistente” sobre lo ocurrido y que no sería hijo de su madre si “fuera capaz de una gota” de lo que le acusaron.

El actor, de 36 años, que se encontraba en libertad bajo fianza, negó siempre haber mentido a la policía o que el ataque fuera una maniobra publicitaria orquestada, como sostuvieron los investigadores.

Smollet indicó que quería seguir adelante con su vida tras una decisión de la fiscalía que su abogada Patricia Brown Holmes calificó de cierre “correcto” del caso y pidió a la policía local a no saltar y “utilizar a la prensa para condenar a las personas antes de ser juzgadas en un tribunal”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.