Todavía no deciden si someten coronel y técnico Claro por “sabotaje”

El Ministerio Público no había decidido esta mañana si procederá a someter a la justicia al coronel Ramón Antonio Guzmán Peralta y al técnico de la empresa telefónica Claro, Manuel Regalado, por supuestamente estar vinculados en el hasta ahora no comprobado sabotaje de las elecciones del domingo.

Contra el coronel Guzmán Peralta y el técnico Reglado solo existía esta mañana una orden de arresto, dictada ayer por el Tribunal Superior Electoral (TSE), pero no así un sometimiento formal mediante una solicitud de medidas de coerción, que es lo que se estila en el caso.

“Todavía no hemos decidido lo del sometimiento a la justicia; podría ser en horas de la tarde de mañana viernes”, dijo una fuente del Ministerio Público ligada a la investigación.

El coronel Guzmán Peralta y el técnico Regalado permanecían esta mañana en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, a la espera de una decisión de la Fiscalía del Distrito Nacional, que es la que lleva el caso.

Según la fuente consultada esta mañana por El Nacional, todavía no se ha determinado a ciencia cierta si lo ocurrido fue un intento o sabotaje en sí de las elecciones del domingo.

“Lo que sí se tiene como un hecho incontrovertible es que hubo irregularidades en las elecciones del domingo, pero lo del sabotaje o intento de sabotaje es algo que estamos tratando de determinar a ciencia cierta”, dijo la fuente.

Se supo que de lo que sí están seguro los investigadores es de que hubo una trama para sabotear el proceso electoral, aunque no se ha podido establecer si se llegó a materializar.

“Todo indica que hubo una trama dirigida. Lo que está por constatarse es si eso ocasionó la suspensión del domingo”, declaró otra fuente consultada en la mañana de hoy.

La investigación del caso seguía esta mañana en poder de la Policía y el Ministerio Público, en procura de dar con los responsables de lo que pudo haber sido un intento o trama real de sabotaje de las elecciones.

El coronel y el técnico de Claro fueron inicialmente hechos presos para ser interrogados por su presunta vinculación en el alegado sabotaje de las elecciones del domingo. Según la Policía, en el curso de la investigación se han encontrado evidencias que vinculan a ambos en los hechos.

A pesar de que el técnico Regalado se negó, según la Policía, a dar la clave de su teléfono celular, los investigadores lograron extraer las conversaciones que sostuvo con el coronel Guzmán Peralta, sin margen de error.

Se dijo que no solamente tenían informaciones de esos actos, sino que apoyaban y colaboraron con los supuestos autores principales de la trama.

De acuerdo a la Policía, hubo una colaboración a tal grado, que el técnico llegó a expresar que tuvo presente en el momento del hecho.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.