Temblores de tierra atemorizan en pueblos del Cibao

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

Santiago. Los movimientos telúricos, que en las últimas semanas sacudieron Haití y pueblos del Cibao, han vuelto a despertar temores y a recordar la vulnerabilidad de la zona.

Y es que cada vez que ocurre un temblor de tierra se disparan las alarmas, las autoridades se ponen en acción y la gente recuerda que se deben tomar precauciones. Aunque se tiene la experiencia de terremotos y desde hace muchos años se habla del a probabilidad de que ocurra un sismo de gran magnitud, muchos lo olvidan y retoman el tema solo cuando vuelven a sentir un movimiento de tierra.

En esta ocasión, instituciones de servicios y centros educativos han vuelto a solicitar que equipos de la Defensa Civil realicen simulacros y ofrezcan charlas de orientación a sus empleados o estudiantes de escuelas y colegios para que sepan que hacer durante o después de un movimiento telúrico.

Advertencia

En vida, los geólogos Orlando Franco y Rafael Corominas Pepín se encargaron de recordar que esta provincia es atravesada por varias fallas y que en cualquier momento se podía producir un sismo de gran magnitud. Durante sus existencias estuvieron al frente de una campaña permanente para que se tomaran medidas a la hora de hacer nuevas construcciones y se reforzaran las que ya se habían levantados, como escuelas y hospitales construidas en zonas vulnerables y sin tomar en cuenta esta amenaza.

Siempre que se hacía un recorrido en compañía del educador Orlando Franco por el rastro de la falla septentrional, resaltaba que a diferencia de otros países, este era el único en que la gente podía caminar sobre ella, ya que en la mayoría de los casos están en el mar. Iniciaba al lado de la escuela Sergio A. Hernández, en Tamboril, recorría varios puntos del municipio, cruzaba la avenida Circunvalación Norte, hasta llegar a Gurabo.

En este último punto el geólogo Orlando Franco, en coordinación con el ayuntamiento y el CODIA dejó colocada la primera señal para identificar el rastro de la falla. Para el profesional era importante que la gente conociera estos detalles y que todos los puntos fueran señalizados para que se supiera que hacer a la hora de que un movimiento afecte la zona.

Su preocupación, junto a diversas iniciativas desarrolladas por la regional norte del Codia, gremio que organizó en esta ciudad varios eventos con expertos internacionales relacionadas con el tema, despertó el interés y esto hizo que se iniciaran algunas campañas de orientación, de manera directa y a través de algunos medios de comunicación.

De acuerdo con el director del Instituto Sismológico de la UASD, en el país ha temblado la tierra más de 600 veces en lo que va de año.

Medidas que muchos no cumplen

La Defensa Civil ha dicho que exigirá a todos los establecimientos comerciales y de servicios, que aún no lo tienen, realizar su plan de evacuación. Para esto comenzará hará la notificación y dará orientarán en ese sentido a los que aún no lo tienen. Con charlas y simulacros ya han beneficiado a los colegios Emiliano Tardif, Padre Fortín, los liceos México, La Esperanza y La Chichigua, así como la escuela Herminia Pérez, entre otras. Considera un deber que todas las instituciones, como clínicas y hospitales, ofrezcan esta orientación, mientras como institución están en la mejor disposición de colaborar.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.