Tecnicismo excluye de cobertura heridas por armas de fuego

SANTO DOMINGO.– A los temores y dificultades que genera la creciente delincuencia en el país se le suma el agravante de que si usted es herido de bala en medio de un asalto tendrá que enfrentarse a la situación de que el seguro médico se niegue a cubrir los gastos en los que incurra.

Hace dos semanas Francisco Berroa Pérez, de 19 años, fue víctima de un asalto en Sabana Perdida por parte de delincuentes que al ver que este intentó eludir el robo le dispararon para llevarle el celular, por lo que fue ingresado en el hospital Traumatológico Ney Arias Lora.

Luego de una semana de atenciones debió enfrentarse entonces al inconveniente de que el hospital no le daría de alta hasta tanto pagara la cuenta o hiciera un plan de pago, porque su aseguradora, Seguro Nacional de Salud (SeNaSa), no cubría las atenciones recibidas por las lesiones que le provocó el disparo.

Berroa Pérez se sintió atracado de nuevo, en especial porque no tenía con qué pagar la cuenta y porque además entendía que por tener un seguro médico solo tendría que recibir la alta para ir a su casa a recuperarse. Pero se equivocaba, sus familiares debieron buscar dinero para hacerle un pago al hospital.

“Temía perder mi pierna por la herida, me atendieron en el hospital, pero cuando me dieron de alta no me despacharon porque el SeNaSa no me cubría y entonces había que buscar el dinero para pagar y mi familia no lo tenía”, relata Berroa Pérez.

Su padre César Berroa Céspedes, un entrenador en un gimnasio, conseguió el dinero para pagar lo que finalmente requirió el hospital gracias a la solidaridad de personas que se enteraron del caso y otros sacrificios personales.

Constantes situaciones

La administración del hospital, que está entre los prestadores de servicio del SeNaSa, también se queja porque con frecuencia deben confrontar estas situaciones con los pacientes por la negativa de la ARS estatal de cubrir los procedimientos.

“Siempre tenemos inconveniente con la factura de los casos de ese tipo (de los pacientes afiliados al SeNaSa) porque no le da cobertura a los procedimientos de los que pasan por esas situaciones”, expresó la directora del traumatológico, Ysabel Santana.

Berroa Pérez y su familia no saben de burocracia ni tecnicismos, que fue con lo que su aseguradora lo envolvió para concluir en que no le cubriría los gastos médicos incurridos en su hospitalización por el disparo que le hicieron los asaltantes.

Versión del SeNaSa

Un vocero de SeNaSa, Santiago Benjamín, explicó que la falta de cobertura no se debió a que las lesiones recibidas fueran por causa de un disparo, sino porque esas atenciones no están contenidas en el catálogo de servicios aprobados para el Plan Básico del Seguro Familiar de Salud (PDSS).

“Sea cual sea la causa, la cobertura depende de que el procedimiento que requiere el paciente esté dentro de las prestaciones de servicios del PDSS, y no es una política de nosotros, sino de todas las ARS”, indicó Bejamín.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.