Taiwán organiza sus mayores ejercicios militares ante posible amenaza china

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Taipéi, Taiwán. Taiwán inició este lunes sus mayores ejercicios militares anuales por temor a que Pekín invadiera la isla como es el caso de Rusia en Ucrania.

Las maniobras de cinco días “Han Kuang” (Gloria de Han) de este año incorporaron lecciones del conflicto en Europa, copiando “todas las acciones posibles” que China podría tomar para invadir Taiwán, según el Ministerio de Defensa.

El gobierno chino amenaza con anexar la isla democrática vecina de Taiwán, que considera parte de su territorio, incluso por la fuerza si fuera necesario.

Durante un simulacro para rechazar el acceso del enemigo a la capital, Taipéi, los reservistas armados con ametralladoras atravesaron este lunes trincheras de arena excavadas debajo de un puente antes de pasar a la posición de fuego.

“Los búnkeres subterráneos brindan cobertura a las tropas y repelen a las fuerzas enemigas”, indicó Su Tzu-yun, experto militar del Instituto de Investigación de Seguridad y Defensa Nacional de Taiwán. “Forman parte de la guerra urbana en Ucrania”.

Prosiguió.

Misiles Stinger, efectivos contra helicópteros y aviones que vuelan a baja altura, también se desplegaron en algunos edificios de gran altura en el área, agregó.

Estos cohetes portátiles sirvieron de gran ayuda para las fuerzas ucranianas contra el ejército ruso.

Asimismo, las calles de varias ciudades del norte del país se despejaron durante media hora como parte de un ejercicio que simulaba un ataque aéreo.

A los peatones y automóviles se les prohibieron que se desplazaran después de que las sirenas y las alertas de mensajes de texto señalaran ataques con misiles fingidos.

Las relaciones de Taiwán con China han sido frías desde que la presidenta Tsai Ing-wen llegó al poder en 2016, al considerar a la isla como una nación soberana que no forma parte de China.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.