Taiwán ocupa un asiento junto a los grandes del mundo en alta tecnología

TAIPEI, Taiwán. Clasificada por la revista Business Insider como la quinta ciudad más tecnológica del mundo, hogar de algunas de las compañías de computadoras personales más importantes del planeta, en esta capital hay una decidida apuesta a gran escala por la alta tecnología.

Taiwán, una isla más pequeña que la República Dominicana (de 36 mil kilómetros cuadrados) y con un poco más del doble de la población dominicana, exhibe un avance tecnológico tan impresionante que recién ha puesto en órbita su primer satélite.

En efecto, en un histórico evento que los coloca al lado de las principales potencias, el pasado 25 de agosto los taiwaneses lanzaron el Formosat-5, un satélite diseñado y construido íntegramente en el Parque Científico de Hsinchu, el cual tuve la dicha de visitar el pasado miércoles.

En un ambiente que estaba aún impregnado de la alegría por tan apoteósica hazaña, fui enterado de muchas de las razones que motivan su determinación en apostar por la introducción de tecnología avanzada y la promoción del nivel industrial en la isla.

Este parque científico es un espacio dedicado a la innovación y el desarrollo que opera como una enorme zona franca de 1,342 hectáreas y más de 460 compañías, donde se ofrecen múltiples incentivos para atraer más talentos y compañías.

En su entorno hay dos universidades y un instituto de investigación de tecnología industrial que proporcionan muchos recursos humanos para insertar en el parque.

Entre los factores que sitúan a Taipei entre las principales cinco ciudades más tecnológicas del mundo, resalta la cantidad de patentes per cápita, las empresas emergentes, sus inversionista en tecnología, clasificaciones de innovación y el nivel de uso de teléfonos inteligentes.

Velocidad de internet

Relacionado con su avance en tecnología, y según el servicio de asesoría Cable.co.uk, dedicado a ofrecer información actualizada sobre proveedores de banda ancha, televisión, teléfonos y dispositivos móviles, Taiwán es la tercera nación con la conexión de internet más rápida entre 189 países.

Sólo superada por Singapur (que registra una velocidad promedio de 55,13 megabits por segundo) y por Suecia (con velocidad media de 40,16 Mbps), la República China de Taiwán tiene una velocidad media de banda ancha de 34,4 megabytes por segundo.

Los datos suministrados por Cable.co.uk, dados a conocer el pasado 8 de agosto, fueron proporcionados por el grupo de investigación M-Lab, compuesto por una asociación entre el Instituto de Tecnología Abierta del gabinete de estrategia Nueva América, y la Investigación de Código Abierto de Google y PlanetLab de la Universidad de Princeton.

Del 4.5G a la TV digital

Motivados por dos temas que se debaten en República Dominicana, durante un fructífero encuentro con el cuerpo directivo de la Comisión Nacional de Comunicaciones, inquirí acerca de las velocidades de internet y los sistemas de su certificación, y no tuve que indagar mucho porque hace rato que superaron el 4.5G y bordean el 5.0 G.

Y sobre la televisión digital, que parece un poco más difícil de lo que se piensa, y que tanto dolor de cabeza dan a las autoridades dominicanas, que la han tenido que posponer en varias ocasiones, los taiwaneses pasaron esa página y celebran porque desde el 2016 se situaron por encima del 98 por ciento.

Con menos olor gubernamental

Otro asunto tratado con la Comisión Nacional de Comunicaciones de Taiwán y que en la República Dominicana constituye un factor de permanente litigio entre los partidos políticos opositores y los gobiernos de turno, es el acceso igualitario a los medios de comunicación, lo que ya en la nación asiática fue superado.

Bastó la reglamentación de la publicidad política y su colocación en los medios, unida a la voluntad de los protagonistas de cumplir con la ley, para que no sean temas que preocupen y ocupen la atención de esa comisión.

Eso sí, para que esto se logre sin contratiempos, se precisa de una cultura de cumplimiento de las reglas establecidas en esta materia.

La Comisión Nacional de Comunicaciones de Taiwán, que es la autoridad responsable de regular las telecomunicaciones y los servicios de radiodifusión, fue constituida en 2006 y llenó un vacío.

Esas funciones las tenían la Dirección General de Telecomunicaciones y el Departamento de Radiodifusión de la Oficina de Información Gubernamental, pero la experiencia hizo inevitable la convergencia entre las telecomunicaciones, la radiodifusión y las redes de información, ahora bajo un mando único que goza de cierta independencia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.