Suspenden audiencia para revisar medida imputados caso Coral

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

La revisión de la medida de coerción que pesan contra los imputados en el caso Coral no se conocerá este martes como se tenía pautado, debido a que la jueza apoderada no puede conocer la audiencia de manera presencial.

La magistrada Keyla Pérez Santana, del Primer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, pretendía conocer la audiencia de manera virtual debido a que padece de asma y sus médicos le recomendaron no subir a estrado de forma presencial hasta que se haya aplicado la segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19.

Como los abogados de los imputados querían que la audiencia sea presencial la jueza reenvío la vista para el viernes 27 de este mes, a los fines de incoularse.

Con esta revisión, el mayor general Adán Cánceres Silvestre, exjefe del Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia (Cusep); la pastora Rossy Guzmán, el cabo policial Tanner Flete Guzmán, el coronel Rafael Núñez de Aza y el sargento Alejandro Montero Cruz, buscan salir del el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo, donde llevan ya tres meses.

Esta será la segunda vez que los imputados buscan su libertad. La primera fue ante la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que les rechazó su petición y ratificó la medida que le impuso la jueza Kenya Romero en mayo pasado.

Al mayor Raúl Alejandro Girón, también implicado en este caso, igualmente se le revisará la medida de coerción, de la cual estuvo de acuerdo con que se le imponga. El imputado, quien admitió los cargos, está cumpliendo arresto domiciliario bajo custodia de la Procuraduría General de la República.

No apeló la medida coercitiva como los otros cinco imputados en este caso de corrupción.

Cuando se puede conocer la audiencia, los abogados de los imputados presentarán los presupuestos para convencer al tribunal de variar la prisión preventiva, alegato que debe ser refutado por los fiscales de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), en busca de que la medida de coerción se mantenga.

Al grupo se le imputan los delitos de asociación de malhechores, estafa contra el Estado, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos y lavado de activos provenientes de actos de corrupción.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.