Suprema Corte confirma 30 años para Blas Peralta

Santo Domingo-
La sentencia que ratifica la condena a 30 años de prisión al empresario del transporte Blas Peralta por el asesinato del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet, contó con el voto disidente de dos jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia.

La presidenta del tribunal, Miriam Germán Brito e Hiroíto Reyes, quienes emitieron el voto disidente, consideran que el hecho donde murió el exrector de la UASD fue un homicidio y no un asesinato.

Mientras que Frank Soto, Esther Agelán Casasnovas y Alejandro Moscoso Segarra consideraron que Peralta asesinó a Aquino Febrillet en la avenida Anacaona, sector Mirador Sur, Distrito Nacional, cuando este viajaba en un vehículo.

Sostienen, además, que Peralta también intentó asesinar a Edward Montás, Rosa Elaine Mañaná Fernández, Omar Enriquillo Sosa Méndez y Joel Antonio Soriano Ramírez, quienes acompañaba a Aquino en el vehículo.

En cuanto al aspecto civil, el alto tribunal judicial dispuso que Peralta deberá pagar 7 millones a favor de cada uno de los hijos de Aquino Febrillet: David, Jonathan y Jéssica Aquino. También 10 millones a Rita Solís, viuda del malogrado exrector.

En tanto, los demás acusados, Franklin Venegas y Gerardo Bautista Mena fueron condenados a 8 años de reclusión, mientras que al excoronel Rafael Herrera Peña se le dictó 5 años, con suspensión condicional de la pena de 3 años. Venegas y Bautista deberán cumplir su pena en Najayo.

Ahora van por ante TC

De inmediato, el abogado de Peralta, Miguel Valerio, calificó la sentencia como un mal precedente para la justicia dominicana, y que le están aplicando la ley de manera desigual en especial por ser sindicalista.

Dijo que vale mucho revisar la decisión de los votos disidentes de Germán Brito e Hiroíto Reyes, quienes consideran que ahí lo que hubo fue un homicidio.

Valerio anunció que recurrirán a la decisión de la Segunda Sala por ante el Tribunal Constitucional, por no estar conforme con la misma.

“Aquellos que celebran esa sentencia pueden considerar que esa sentencia podría ser aplicada a un inocente, por un hecho que ocurrió en medio de una trifulca, y ni siquiera fue con Aquino Febrillet, es penoso lo que pasó en la Suprema Corte”, dijo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.