Suiza vuelve a endurecer las restricciones sociales ante aumento de la covid

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

GINEBRA.- El Gobierno suizo anunció hoy que vuelve a endurecer las restricciones sociales ante la intensa propagación del coronavirus y el temor de que las fiestas de fin de año conviertan la situación en incontrolable.

La presidenta de Suiza, Simonetta Sommaruga, dijo que se ha decidido que los restaurantes, bares, tiendas, museos, bibliotecas y otros lugares donde puede haber concentración de personas cierren a las 19.000 horas.

“La situación es crítica, el número de casos se ha estancado a un nivel demasiado alto. El personal sanitario ha llegado a su límite”, explicó el ministro suizo de Salud, Alain Berset.

Los casos diagnosticados de covid-19 superan los 5.000 diarios en las dos últimas semanas para un país de 8,5 millones de habitantes, el doble que a principios de noviembre.

El ministro también pidió a los ciudadanos de los países vecinos de Suiza donde las estaciones de esquí se mantendrán cerradas -en particular Francia e Italia- que se abstengan de trasladarse a Suiza para esquiar durante las próximas vacaciones de Navidad y Año Nuevo.

La gestión de las medidas para poner bajo control la pandemia ha estado la mayor parte del tiempo en manos de los cantones (regiones), jurisdicciones que en el sistema federal suizo tienen gran autonomía y competencias.

Sin embargo, el Gobierno federal optó hoy por retomar el control al observar que abordar la pandemia con estrategias regionales no está dando resultados.

Sommaruga indicó que el cierre temprano de lugares públicos se aplicará a partir de esta medianoche y estará vigente hasta el 22 de enero.

Sin embargo, habrá excepciones iniciales que se aplicarán a los cantones de lengua francesa (salvo Berna), donde la tasa de reproducción del virus ha disminuido en las dos últimas semanas debido a las medidas más estrictas que habían adoptado en comparación con el resto del país, en particular con los cantones de habla alemana, donde los casos han aumentado de forma exponencial.

En los cantones exceptuados (Ginebra, Vaud, Neuchatel y Jura) los restaurantes y bares podrán abrir hasta las 23.00 horas, siempre y cuando no superen durante tres días seguidos una tasa de reproducción del virus de uno (número de personas contagiadas por un infectado).

“Este invierno debemos apañarnos para controlar el virus, hay que aguantar. No podemos contar con una vacuna, incluso si llega pronto”, advirtió Berset.

Por otra parte, el Gobierno suizo anunció un nuevo paquete económico dotado de 1.000 millones de francos suizos (unos 930 millones de euros) para sostener a los sectores más afectados por las medidas de confinamiento y restricciones, como la cultura, el deporte y los trabajadores independientes que hayan perdido un 40 % de su cifra de negocio.

Ahora puedes recibir notificaciones de NoticiasENN, actívalas presionando la campanita en la esquina inferior derecha de tu pantalla para no perderte nuestro mejor contenido.

Si desea compartir con nosotros cualquier hecho o suceso de su comunidad, favor escríbanos al número 809-853-5020.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.