Sospechoso de estrangular niña de origen dominicano es arrestado 23 años después.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Joseph Martínez, de 69 años de edad, sospechoso de estrangular y tirar en un contenedor el cadáver de la niña de origen dominicano Minerliz Soriano Cepeda, que al momento de fallecer tenía 13 años, fue arrestado este lunes en el cuartel 49 donde fue citado gracias a un cruce de ADN de un pariente suyo que murió.

Los hechos ocurrieron detrás de la tienda de videos “Hollywood” en Co-op City en El Bronx, el domingo 24 de febrero de 1999. La policía informó que Martínez no tiene récord judicial y que los investigadores hicieron lo que denominan un enlace de ADN, que resolvió el caso.

En febrero de este año, Luis Soriano, padre de la infortunada menor y su tía, Amelia Soriano de 72 años, aparecieron en el canal Bronx News 12, reclamando la captura del asesino y que se haga justicia.

A pesar de una recompensa de US$11,000 dólares que se mantuvo por los 23 años de la búsqueda, la policía nunca recibió una confidencia confiable sobre el posible asesino.

El cuerpo de la niña fue encontrado en una bolsa plástica y vestido por un desamparado que hurgaba en los desperdicios del referido establecimiento en la avenida Bartow una milla de la calle Pelham Parkway South, donde la niña vivía.

Martínez, que también se hace llamar “Júpiter Joe” por usar un telescopio de gran tamaño en el Metro y las calles de El Bronx para mostrar más de cerca a niños y adultos los astros y la luna, no tiene récord criminal, y según fuentes de la investigación en el interrogatorio del lunes en el cuartel 49 de ese condado, el sospechoso no dijo una palabra a los detectives de la unidad de casos fríos (Cold Cases) que por más de dos décadas estuvieron detrás de su pista.

Salió del cuartel medio cojeando, con la cabeza baja mirando hacia el suelo y en absoluto silencio cuando los reporteros le preguntaron por qué asesinó a la niña.

La menor que fue descrita por sus padres, familiares y allegados como una estudiante de excelencia y muy madura para su edad adolescente, estudiaba el séptimo grado en la escuela intermedia MS 145 / Frank D. Whalen en El Bronx.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.