Sorprende anciano que no se baña desde hace 67 años y come animales atropellados por gozar de buena salud

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Algunos de los principios básicos que los médicos siempre recomiendan para gozar de buena salud es tener hábitos de higiene, como el baño diario, así como llevar una alimentación balanceada, alejada de los productos procesados.

Pero en Irán, algunos doctores se encuentran desconcertados con el caso de un anciano de 87 años, el cual asegura no bañarse desde hace ya varias décadas y también que se alimenta de cosas totalmente inusuales e incluso, desagradables.

El hombre en cuestión se llama Amou Jaji; asegura vivir en la calle desde que era un adolescente y fue hace 67 años cuando fue la última vez que tomó un baño. También, dadas las condiciones en las que se encuentra, indicó que suele alimentarse de animales atropellados.

Jaji explicó en una entrevista para un medio local que dejó de bañarse por una cuestión de creencias sobre la mala suerte y también considera que eventualmente, dicho hábito lo mataría.

Sobre su alimentación, el anciano detalló que se basa en animales que fueron atropellados y que consume crudos. Sus favoritos son puercoespines; además el agua que bebe es de charcos que se encuentra en las calles.

También detalló que uno de sus pasatiempos favoritos es fumarse una pipa llena con estiércol de animales. Debido a su estilo de vida, Amou asegura no tener amigos y jamás pudo entablar una relación con alguien más.

Los vecinos de su localidad han quedado tan impactados con su historia a tal grado que decidieron construirle una pequeña choza para que tenga alternativas para dormir, algo diferente a su habitual agujero que tiene en el suelo para descansar.

Recientemente, un grupo de doctores realizaron una visita al poblado de Dejgah, en donde vive Jaji. Alguien les contó del caso del anciano y este se convirtió en su objeto de estudio.

Para su sorpresa y luego de realizarle varios análisis y estudios, los médicos quedaron sorprendidos al descubrir que el hombre de la tercera edad goza de una estupenda salud; no tiene ninguna enfermedad, ni parásitos, ni bacterias en su organismo.

El doctor Gholamreza Molavi, uno de los expertos en salud que llevaron a cabo los estudios en el anciano, señaló que su estilo de vida pudo provocar que su sistema inmunológico se fortaleciera.

Fuente: eldiariony

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.