Siguen criticando autoridades por estado deplorable y de abandono de instalaciones deportivas en Puerto Plata

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

[wpsr_share_icons icons="facebook,twitter,whatsapp,email,pdf" icon_size="32px" icon_bg_color="" icon_shape="drop"]

PUERTO PLATA.- El estado deplorable en que se encuentran las principales instalaciones deportivas de esta ciudad, siguen siendo motivo para que continúen las críticas hacia las autoridades gubernamentales, por su inacción en torno a dicha problemática.

Desde hace varios años, tres ministros deportivos no han hecho nada para reparar el bajo techo Fabio Rafael González del Complejo Deportivo general Gregorio Luperón que se cae a pedazos, hasta el extremo de que la práctica de baloncesto en ese pabellón fue prohibida por la alta peligrosidad que representa.

Por el desprendimiento de fragmentos metálicos desde el techo, la franquicia Huracanes del Atlántico se vio obligada a recesar en la Liga Nacional de Baloncesto (LNB), al igual que el tradicional torneo superior de esa disciplina deportiva ya que  dicho techado no sirve debido a que “la lluvia cae dentro y acampa fuera”.

De igual manera, el estadio de béisbol José Briseño con capacidad para acoger como sede a un equipo de la pelota profesional criolla, ha sido abandonado desde hace décadas por las autoridades del Ministerio de Deportes.

En dicho parque deportivo previo al inicio de la temporada regulara, por segundo año consecutivo se realiza un partido de exhibición entre los equipos Gigantes del Cibao y Águilas Cibaeñas, donde la fluencia de fanáticos ha sido bastante notoria.

Sin embargo, las condiciones del mencionado estadio al igual que el bajo techo de baloncesto se agudizaron tras el paso de los huracanes Irma y María, cuyas ráfagas de vientos derribaron las torres y arrancaron parte del techo.

“La verdad es que en Puerto Plata damos pena, estamos abandonados absolutamente por las autoridades que al parecer no ven el deterioro de nuestras instalaciones deportivas tanto de básquet, béisbol y fútbol…Aquí nadie le duele nuestro deporte”, sostuvo el joven Miguel Alexander Reyes.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.