“Si no me atienden a mi madre aquí ahora, los voy a matar a toditos”: hombre que llevó a su madre con covid-19 a la clínica Cruz Jiminian.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

@navas_mundial

“Si no me atienden a mi madre aquí ahora, los voy a matar a toditos, aun­que yo también tenga que matarme”, fue la amena­za que hizo un joven que llegó con su progenitora grave a la Clínica Cruz Ji­minián, por los efectos del Covid-19.

La respuesta del doctor Antonio Cruz Jiminián fue: “Mira, empieza a ma­tar ahora, porque no hay una sola cama aquí”.

El facultativo explicó que el joven fue preso de la desesperación que le pro­dujo el hecho de haber vi­sitado numerosos centros de salud de la capital con su madre y rebotó en cada uno, por la falta de espacio y equipos.

Explicó que, en ese mo­mento, todos los equipos de oxígeno estaban conec­tados a pacientes y tanto la emergencia como el área de internamiento Covid estaban abarrotadas.

“Él me dijo, coño, si no me atienden a mi madre aquí, los voy a matar a toditos aunque yo también tenga que matarme y yo le con­testé pues mira, empieza a matar ahora, porque no hay camas vacías y él se aguantó”, contó Jiminián.

Dijo que entendió la acti­tud del paciente, porque se trataba de que su ma­dre se estaba muriendo por falta de oxígeno. “Yo lo entendí, era su madre que se le asfixiaba y no recibía

asistencia”, añadió. Comen­tó que hay que ponerse en el lugar de ese hombre que tenía a su madre en un vehí­culo ahogándose y nadie le daba ni siquiera esperanza de que pudieran ingresarla a cuidados intensivos.

“Cuando le hablé al joven con esa autoridad, él se cal­mó y entonces a través de la plataforma el CLUE del Mi­nisterio de Salud, buscamos y encontramos espacio en un hospital para su madre”, explicó.

Manifestó cuando se pre­sentó el caso en el centro asistencial había más de 40 pacientes desesperados, es­perando asistencia para ser internados, pero la clínica carecía de capacidad.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.