Se desinfla la burbuja de los viajes a Cuba

En el punto más alto de la locura por los viajes a Cuba, desatada por la restauración de relaciones diplomáticas y la relajación de la reglas de viajes de Estados Unidos, no pasaba un día sin una avalancha de fotos en redes sociales de americanos paseando por La Habana en convertibles antiguos y fumando puros. La isla era declarada como algo extraordinario, único, imperdible. La persona nacida en Estados Unidos podía comprar una visa instantánea en el mostrador de la aerolínea y montarse en un avión para pasar el fin de semana en La Habana, como si fueran las Bahamas.

Las aerolíneas y compañías de cruceros salivaban ante las oportunidades de negocios. American, Delta, Southwest, JetBlue, Frontier y Silver Airways iniciaron vuelos comerciales a la isla desde Miami, Fort Lauderdale y Tampa. Y en el mar, Carnival Corp. con sede en Miami hizo zarpar al primer crucero rumbo a Cuba desde 1961.

Pero la burbuja se está desinflando.

PUBLICIDAD

A pesar de la fanfarria inicial, pomposas declaraciones y precios de ganga, el menú de vuelos comerciales a distintas ciudades de la isla no duró más que unos pocos meses. Dos aerolíneas cancelaron sus servicios, mientras otras redujeron vuelos. Y, después de un año, Carnival pondrá fin a los viajes de la línea Fathom en junio.

“Las condiciones del mercado no se materializaron”, explicó Frontier Airlines usando lenguaje corporativo.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/fabiola-santiago-es/article139609528.html#storylink=cpy

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.