Sacar las Nalgas del Mar

Por: Omar Messon

Este país vive en un continuo proceso de retroalimentación en cuanto a la ingestión del mal; del mal, he dicho. Vomitamos mal mientras ingerimos mal. Nos parecemos al chiste aquel de la señora que se estaba ahogando y la rescatan a tiempo. Le dan respiración artificial y le oprimen el vientre para que desaloje el agua ingerida, con cada presionamiento del vientre una cantidad de agua es expulsada por la boca de la aquawoman, ya se tiene media hora en el ya rítmico e infructuoso proceso, un anciano que ve el afán se acerca a los salvavidas y les dice: -«Si a la doña no le sacan las nalgas del agua van a secar el mar».

En eso estamos nosotros, exportamos miseria y por Haití nos llega más miseria, cobramos más impuestos y la corrupción se lleva lo recaudado, tomamos préstamos para pagar intereses de otros préstamos, planificamos los proyectos de desarrollo y el atraso institucional los desmorona, en fin, nosotros sólo nos desahogamos si nos sacan las nalgas del charco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.