Rusia aprueba deportación de dominicano acusados de estafa por $283.8 millones de pesos.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

@InfoENN infoENN.com

La Federación Rusa aprobó la solicitud del Ministerio Público para la entrega del prófugo dominicano Alain José Gómez Luna, imputado de estafar a varias personas con RD$283.8 millones, a través de tres sociedades comerciales.

A Gómez Luna se le imputa haber incurrido, junto a otras personas, en estafa, falsificación y uso de documentos de comercio falsos, asociación de malhechores para falsificar, lavado de activos y asociación para cometer lavado de activos.

La estafa asciende a un monto de RD$283.8 millones, unos US$4.9 millones.

El Ministerio Público, representado por la titular de la Dirección Nacional de Investigación de Delitos Financieros, Karina Concepción Medina, solicitó la extradición de Gómez Luna, luego de que el imputado abandonara el país en el año 2020, tras ser vinculado a la estafa y otros delitos que según se ha establecido fueron cometidos en el período comprendido entre el 23 de agosto de 2010 y el 31 de enero de 2020.

El imputado abandonó República Dominicana el 17 de marzo de 2020 por el Aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer, con destino a Cuba. Desde la vecina isla partió a Rusia, el 5 de junio, en donde fue apresado en Rusia en agosto de 2021, después de permanecer prófugo por más de un año.

Tras su arresto, Gómez Luna fue presentado ante el Tribunal del Distrito Soviético de la ciudad de Krasnodar, el cual le dictó la prisión preventiva el 1 de septiembre de 2021, atendiendo a una petición que le hizo el Ministerio Público dominicano.

El imputado Gómez Luna, en asociación con otros accionistas, utilizó las sociedades comerciales Mercabanc, C. por A., Metrocrédito, S.R.L., y Metrocar, S.A.S., para hacer creer a las víctimas que esas firmas poseían la autorización de la Junta Monetaria de la República Dominicana para realizar intermediación financiera. Sin embargo, las evidencias indican que ni el investigado, ni las sociedades referidas poseían la autorización del Estado dominicano.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.