Rishi Sunak será el nuevo primer ministro británico

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Rishi Sunak, un británico de 42 años, hijo de inmigrantes indios, se dispone a convertirse en el nuevo primer ministro del Reino Unido. El quinto conservador en seis años que ocupa ese puesto. Al retirarse de la carrera Boris Johnson, y haber sido incapaz la tercera en la contienda, Penny Mordaunt, de recabar a tiempo los avales necesarios, el exministro de Economía ha sido elegido por la dirección y el grupo parlamentario del Partido Conservador, sin necesidad de una última votación entre los afiliados. Minutos antes de que Graham Brady ―el presidente del Comité 1922, encargado de la organización de las primarias― anunciara el resultado este lunes, la propia Mordaunt había anunciado en Twitter que tiraba la toalla.

Cuando comience a despejarse la polvareda provocada en las últimas semanas, en el país y en su propio partido, por los políticos tories, los ciudadanos británicos serán conscientes de la trascendencia histórica de lo sucedido, al margen de la ideología del vencedor o del método con el que ha alcanzado Downing Street. Casi 75 años después de que, una medianoche, el Reino Unido abandonara definitivamente la India, y dejara detrás un país dividido por la violencia sectaria y marcado por casi dos siglos de colonización, un hombre de familia hindú va a ser el nuevo primer ministro. Sunak es, evidentemente, el primero en restar importancia a su origen étnico. Igual que otros conservadores cuyas familias abandonaron un día el subcontinente indio, como Sajid Javid, Priti Patel o Suella Braverman, prefiere que sean sus ideas o sus acciones las que prevalezcan en la percepción de la ciudadanía. La imagen, sin embargo, es demasiado potente para digerirla en un solo día.

Tampoco tendrá Sunak mucho tiempo para celebraciones. Los mercados siguen inquietos ante la deriva de la economía británica. Cumplida la formalidad de que Liz Truss presente formalmente su dimisión ante Carlos III, y el monarca encargue al nuevo líder de los conservadores que forme un Gobierno en su nombre ―la primera vez que lo hace en su breve reinado―, la primera gran prueba del nuevo Ejecutivo tendrá lugar el próximo 31 de octubre.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.