Resolución de Medio Ambiente sobre ganadería en montaña genera dudas

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

EL pasado miércoles 3 de febrero, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales emitió la resolución 0004-2021, que pretende establecer límites en los paisajes de montañas, sierras y conjuntos montañosos para impedir prácticas ganaderas en esas zonas, con el fin de conservar el agua como recurso fundamental para la vida y mitigar los efectos del cambio climático. Por lo que se instruyó a los Viceministerios de Áreas Protegidas y Biodiversidad; Suelos y Aguas, además de Recursos Forestales para que procedan a la ejecución y aplicación de la resolución.

La resolución firmada por el Ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, contiene cinco artículos, que algunos ambientalistas han calificado de ambiguos o innecesarios, aunque reconocen las buenas intenciones de la misma.

El artículo primero, establece un límite en los paisajes de montaña, sierras, cordilleras y conjuntos montañosos, hacia la falta de las elevaciones en las que se podrá practicar la actividad ganadera y pastar los hatos. Sin embargo, este artículo no define esos límites, tal como explica la Dra. Yolanda León de Grupo Jaragua: “No se define dicho límite, ni en coordenadas, cota de elevación, etc. La falda de una montaña es un área muy ambigua, y puede ser muy amplia. Con esto no queremos decir que la ganadería de montaña no sea un problema en República Dominicana, sino que el problema es la aplicación de la ley, no falta de instrumentos legales”, explico la también ambientalista.

Nelson Bautista, de Acción Verde, expresa la misma preocupación: “al tiempo de reconocer de qué es un buen primer paso para subsanar la falencia de una Ley de ordenamiento territorial, sugerimos al Ministerio de Medio Ambiente que emita alguna medida complementaria, o que fije con mayor precisión cuales son los parámetros y regulaciones que se estipula, para que la citada resolución pueda ser aplicable y en buen derecho oponible a terceros. Pero sorpresivamente no cita cuál será ese límite, bien sea en términos de cota (altura sobre el nivel del mar) o de grados de pendientes. En ese aspecto sugerimos establecer normas y densidades específicas a partir de la cota 600 y limitaciones aún más estrictas a partir de la cota 1,200. Del mismo modo instruir la prohibición de la Ganadería en suelos con pendientes superiores al 60%, a cónsono con el Art. 122 de la Ley 64-00 que prohíbe dar ciertos usos a suelos con esa característica”.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.