“República Dominicana se aliaba con China o se aislaba con Taiwán”

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

SANTO DOMINGO. Abrir relaciones con China implica para la República Dominicana negociaciones muy complejas, que mal gestionadas podrían ser perjudiciales, pero que estratégicamente manejadas pueden ser muy útiles, planteó el experto en relaciones internacionales Nelson Espinal Báez.

Aseguró que en términos de principios el país debe ser mucho más firme promoviendo con políticas públicas valores inherentes a la democracia occidental, que van desde los derechos humanos y laborales a la transparencia en la administración pública, tanto para la inversión nacional como para la extranjera.

Además, debe trabajarse con la lucha contra la impunidad y fortalecimiento institucional de la Justicia. “De esta forma, se fortalecen viejas alianzas y se aprovechan y canalizan en base a valores fundamentales las nuevas alianzas”, manifestó Espinal. Consideró que la República Dominicana estaba en la disyuntiva de aliarse con China o mantenerse aislada con Taiwán.

Al analizar las nuevas relaciones con China y el malestar de los Estados Unidos, el experto apunta que en las relaciones internacionales la “Real Politik” marca el paso de las decisiones de las grandes potencias.

“Los países pequeños tienen poco margen de maniobra, en este sentido nuestro país o se aliaba con China o se aislaba con Taiwán. Mientras debe seguir abogando por el multilateralismo en el concierto de naciones”, asevera.

Disgusto en EEUU

Recientemente, el encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Robert Copley, dijo que su país no está de acuerdo con la forma ni el momento en que se produjo la ruptura de las relaciones diplomáticas con Taiwán, pero dijo que respeta el derecho que tiene la República Dominicana de hacerlo.

“Cualquier préstamo, comercio o inversión cuyo efecto sea en beneficio de derechos laborales, la protección al medio ambiente o que mejore la transparencia es más que bienvenido, pero estamos preocupados por cualquier tipo de préstamo que no tenga esos efectos, que dañe los derechos laborales, que no tome en cuenta las necesidades de las comunidades locales”, dijo Copley.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.