República Dominicana despliega 12,000 militares en la frontera con Haití.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Santo Domingo.- República Dominicana ha desplegado 12,000 mil militares en la frontera con Haití, debido a la crisis en el país vecino, dijeron este lunes responsables del Ejército.

Las Fuerzas Armadas hicieron una demostración para la prensa de los efectivos desplegados en la ciudad de Dajabón, el paso oficial más al norte de la isla.

En el marco de la exhibición, se desplegaron varios aviones de combate Super Tucano y varios helicópteros del cuerpo de Caballería Aérea del Ejército, que sobrevolaron la zona fronteriza.

«Estamos atentos a cualquier eventualidad que amenace la soberanía nacional», dijo el coronel Germán Rosario Pérez, comandante de la cuarta Brigada del Ejército, en declaraciones a televisiones locales.

Además de custodiar la frontera, los militares están controlando la venta de combustible, para evitar el tráfico ilegal de carburante hacia Haití.

Desde la semana pasada, numerosos haitianos han cruzado la frontera para comprar combustible en República Dominicana por el desabastecimiento que hay en su país, que es fruto de los bloqueos que ejercen las bandas armadas.

El presidente dominicano, Luis Abinader, hizo un llamamiento este lunes a la comunidad internacional a «actuar con urgencia» en Haití.

«La comunidad internacional, en particular EE. UU., Canadá, Francia y la Unión Europea, deben actuar en Haití y con urgencia», escribió Abinader en su cuenta de Twitter.

Haití atraviesa una fuerte inestabilidad desde el asesinato del presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, una crisis que se ha visto agravada en las últimas semanas por la inseguridad causada por las bandas armadas.

Las pandillas han causado desabastecimiento de combustible en el país y están causando el pánico de la población, en especial en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, con robos, asesinatos y secuestros indiscriminados.

Entre los secuestros más sonados se encuentra el caso de un grupo de 17 misioneros y sus hijos menores de edad, que son 16 de nacionalidad estadounidense y uno canadiense.

La banda que los mantiene rehenes desde el pasado 16 de octubre, conocida como 400 Mawozo, ha pedido 17 millones de dólares de rescate.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.