Rebeldía en la adolescencia

Santo Domingo, RD

Los adolescentes rebeldes sin causa son realmente adolescentes rebeldes con causa en la mayoría de los casos. Veamos esto.

Cuando un adolescente comienza a mostrar conductas que no son las esperadas o las más adecuadas, como padres, madres o tutores debemos tomar acción inmediata. Esto no quiere decir castigos, quiere decir que debemos prestar atención a sus conductas, que tengan sus consecuencias naturales por lo que sea que están haciendo, pero, sobre todo, mirar hacia nosotros mismos y ver qué pueden estas conductas estar diciéndonos.

Un adolescente no nace rebelde. Puede que tenga una personalidad fuerte y hayan sido niños difíciles, o hasta retadores. Pero el adolescente rebelde se va formando a lo largo de su experiencia de vida y relaciones interpersonales tanto dentro del seno familiar como fuera de este.

Una máxima que todo padre y toda madre debe tener, como si se quiere, un buen antídoto para evitar las rebeldías es “a mayor libertad mayor responsabilidad”. Esto quiere decir que, a un joven que se le priva de libertad de acuerdo a su edad, pero le damos mucha responsabilidad o le exigimos demasiado, crea un malestar interno que a corto, mediano o largo plazo repercutirá negativamente, y eso es un factor de riesgo para una rebeldía.

Por otro lado, un joven que se le da todo, y no se le exige napadres y madres tener acceso a diferentes plataformas digitales, incluyendo ayuda profesional ‘online’, debido a la realidad que vive el mundo, por lo que buscar ayuda, aunque no sea presencial, es una opción que tenemos disponibles y asequible para el que desea informarse y ejercer el rol de padres y madres de una manera saludable.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.