Raquel Peña dice recursos generados con nuevo acuerdo en peaje de Samaná serán invertidos en salud y educación

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

La vicepresidenta de la República, Raquel Peña, informó este viernes que los recursos que obtendrá el Estado dominicano producto del nuevo acuerdo que terminó con el peaje sombra en Samaná, serán destinados a las áreas que más necesitan, como educación, salud, desarrollo y creación de empleos.

Peña indicó que el nuevo acuerdo arribado entre el gobierno y el consorcio colombo-dominicano que administra la autopista que une a Santo Domingo con la provincia turística de Samaná, es una muestra del “compromiso” del presidente de la República, Luis Abinader, con el pueblo dominicano.

La vicemandataria indicó que el gobierno del presidente Abinader se encuentra inmerso en corregir los contratos o acuerdos suscritos por pasadas administraciones que lesionan los intereses de la población.

“Eso es una muestra más del compromiso del presidente Abinader con el pueblo dominicano, aun aquellas cosas que nosotros encontramos y sabemos lesionan los intereses del pueblo dominicano estamos con toda la capacidad y compromiso de tratar de revertir eso y así lo logramos, eso realmente va a traer un beneficio al pueblo dominicano y que será invertido en aquellas áreas que más necesitan, en salud, en educación, en desarrollo y creación de empleos”, indicó Peña.

La segunda al mando en la administración pública señaló que no se lesionó la seguridad jurídica con el acuerdo en el que el gobierno pagará 410 millones de dólares para finalizar el referido contrato conocido como “Peaje sombra” por todos los recursos que el Estado dominicano tenía que destinar al consorcio que lo administraba.

“Lo que pasa es que la seguridad jurídica se había lesionado anteriormente, entonces lo que hicimos que las cosas llegaran a poder a hacerse dentro del marco de la ley”, expresó.

El contrato, que empezó a cumplirse en 2008 por un período de 30 años, tiene una cláusula que obliga al Gobierno de turno a garantizar determinados ingresos mínimos anuales a la concesionaria, lo que es conocido en el país caribeño como “peaje sombra”.

Se recuerda que ayer el presidente Luis Abinader dirigió un discurso a la nación en el que reveló haber alcanzado un acuerdo “amigable” con el consorcio para dar por concluido el contrato de la autopista del Nordeste Juan Pablo II, de unos 106 kilómetros.

El consorcio está integrado por las empresas colombianas Grupo Odinsa, Grodco e Ingenieros Civiles, y la dominicana Consorcio Remix.

De acuerdo al presidente, los 410 millones de dólares es el monto aproximado que habría que pagar por el “peaje sombra” en los próximos cuatro años y 4 meses.

Abinader también anunció que el Gobierno ha decidido, con efectividad al 1 de enero venidero, reducir en promedio un 20 % del coste del peaje, para beneficio de las comunidades aledañas y de la ciudadanía en general.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.