Que no cunda el pánico

Más que ingresar en estado de pánico, la población debe siempre atender a las recomendaciones que emanen de las autoridades sanitarias, de cómo prevenir el contagio de coronavirus, sin hacer caso a rumores o noticias falsas que circulan profusamente a través de las redes o de boca en boca.

La población suele recelar de los suyos y conceder mayor confianza a lo que procede de fuentes extranjeras, por lo que vale la pena decir que todos los programas que aquí se aplican sobre prevención, control o contención del covid-19 cuentan con la supervisión de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS).

El Gobierno ha dicho que en el país no hay circulación comunitaria del coronavirus y que la situación de la enfermedad está controlada en el país, aseveración que seguramente se corresponde con la información que al respeto ha levantado la OPS.

Esa noticia no debería recibirse como patente de corso para el descuido o la imprevisión por parte del Gobierno ni mucho menos por la ciudadanía, porque ese nuevo virus tiene un alto poder de contagio cuya expansión ha obligado literalmente a cerrar ciudades o países.

No resulta tan fácil aplicar drásticas medidas de prevención sanitaria como sería impedir el ingreso de extranjeros y nacionales que residen o visitan territorios altamente afectados por la pandemia, en razón de que el turismo es una fuente esencial para la economía, pero si alguna vez se requiere, habrá que hacerlo.

Por ahora es preciso reiterar que “no hay circulación comunitaria” del coronavirus” y que la ciudadanía está compelida a observar medidas de higiene indispensables para evitar su contagio o propagación.

Para que se tenga una idea de lo indispensable que resulta asumir una conducta responsable de prevención, se señala que el 24 de febrero en Italia y España no había reportes significativos de coronavirus, pero 15 días después, más de seis mil italianos y dos mil españoles dieron positivo al virus.

El Ministerio de Salud tiene el compromiso de convertirse en fiel acompañante de la ciudadanía en todo lo relacionado con los programas de prevención o contención del coronavirus, en tanto que la población solo debe poner atención a lo que diga o recomiende ese ente oficial.

Fuente: elnacional

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.