Protesta en Colombia contra impuestos deja dos muertos, heridos y detenidos.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

@navas_mundial

Las protestas de este miércoles en Colombia, que llevaron a las calles a decenas de miles de personas descontentas con la reforma fiscal presentada por el Gobierno al Congreso, dejaron dos muertos, 26 detenidos y 44 policías heridos, así como cuantiosos daños materiales por acciones vandálicas, según las autoridades.

Los episodios más tensos se vivieron en Cali (suroeste), donde la jornada comenzó caldeada después de que un grupo de indígenas Misak derribaran la estatua del fundador de la ciudad, el conquistador español Sebastián de Belalcázar.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, destacó el ‘derecho a manifestarse contra políticas del Gobierno nacional’, pero lamentó que mientras unos protestaban, ‘otras personas de manera premeditada, irresponsable y criminal (…) actuaron para vandalizar la amada Cali’.

Según el alcalde, los ‘vándalos se dividieron la ciudad en diferentes áreas’ y actuaron en el oriente ‘donde desafortunadamente una persona murió en hechos no esclarecidos vinculados con la manifestación’.

Otra persona falleció en Neiva, capital del departamento del Huila, en momentos en que participaba de la manifestación. Al parecer su fallecimiento fue causado por un ataque epiléptico y, según el hospital al que llevaron su cuerpo, no presentaba ‘perforaciones ni heridas de arma de fuego’.

Vandalismo y violencia

‘Hoy hemos visto que el peor enemigo de la protesta social es el vandalismo y la violencia. No existe ninguna justificación para hacer actos de violencia que atenten contra los ciudadanos, la propiedad privada, la propiedad pública y la infraestructura de transporte’, dijo el ministro del Interior, Daniel Palacios, al hacer un balance de la jornada.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.