Proceso de reestructuración del PRM está estancado por impacto del caso Odebrecht

SANTO DOMINGO. El Partido Revolucionario Moderno (PRM) se encuentra afectado por el impacto del caso Odebrecht, el cual tiene detenido a su presidente, en el inicio de un proceso de restructuración que se mantiene estancado.

El liderazgo del PRM ha identificado al presidente en funciones Hugo Tolentino Dipp como el sucesor de Andrés Bautista en la presidencia del partido, mientras se defiende de las acusaciones que ha hecho el Ministerio Público en su contra, relativas a que habría recibido sobornos cuando fue presidente del Senado.

Tolentino Dipp es un “viejo roble” del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) que salió junto a otros dirigentes hacia el PRM luego de la crisis, y se ha caracterizado por sus posiciones radicales contra el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En una reciente entrevista Dipp lanzó la propuesta de que el expresidente Hipólito Mejía debe ser investigado, al igual que el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández.

“Los presidentes deben ser investigados en beneficio del país, de la nación dominicana, del ciudadano dominicano que merece transparencia porque es con su país que se está jugando y con su dinero”, expresó.

Esta declaración marca distancia de Mejía, quien aspira a la candidatura presidencial al igual que Luis Abinader.

Los otros presidentes en funciones y posibles opciones de relevo en el PRM son Orlando Jorge Mera, Roberto Fulcar, Geanilda Vásquez, Sonia Guzmán y César Cedeño.

El PRM está muy atrasado en el camino a su convención para escoger a las autoridades en todos los niveles, pues ni siquiera ha elegido la comisión organizadora, cuando el evento está pautado para septiembre próximo.

Los vientos huracanados de este histórico caso político y judicial han provocado posiciones diversas en el seno de la principal organización opositora, como la del expresidente del Senado, Ramón Alburquerque, quien señaló que el PRM debe ser cauteloso en el caso Odebrecht y recomendó “no aparecer imponiendo inocencias. Quien la hizo que la pague. Sí reclamar a todos los culpables”.

“Los compañeros pueden solidarizarse con perremeístas implicados en Odebrecht pero no el partido PRM, que debe ser neutro y cuidar su imagen”, expresó el dirigente miembro de la Comisión Política.

El caso Odebrecht ha tocado también al vocero de los diputados y presidente del PRM en el Distrito Nacional, Alfredo Pacheco, así como a los dirigentes Roberto Rodríguez, exsenador y exdiputado de El Seibo, y al exadministrador de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEE), César Sánchez.

Pacheco pidió a sus compañeros que le den espacio para defenderse. Su vicevocera es la joven diputada Gloria Reyes.

 Via: DIARIO LIBRE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.