Presunto asesino de criolla en Connecticut habría huido a República Dominicana

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

La información fue divulgada por el canal local FOX News 61, basándose en fuentes de la investigación.

Según las autoridades de los Estados Unidos, Alfredo Esmerli Peguero Gómez, de 32 años, principal sospechoso del asesinato de la dominicana Janet Avalo Álvarez (Irandy), de 26, habría escapado hacia la República Dominicana tras cometer el crimen.

El medio dijo que se le confirmó que Peguero Gómez habría huido de Estados Unidos y se estaría escondiendo en su natal República Dominicana. Según explicaron, las autoridades el poblado de Waterbury, en el estado de Connecticut, están centrando la búsqueda en el país caribeño. En la búsqueda se incluyen alguaciles federales del Departamento de Justicia norteamericano.

Janet Avalo Álvarez (Irandy) y Alfredo Esmeril Peguero Gómez.
Janet Avalo Álvarez (Irandy) y Alfredo Esmeril Peguero Gómez. ( )

El hombre es oriundo del barrio Puerto Rico del sector Los Mina en Santo Domingo.

Según la fuente de FOX 61, las autoridades ya tienen una pista de donde podría encontrarse el hombre, pero están a la espera de la firma de la orden de arresto para proceder. La policía por su parte se ha reservado dar declaraciones sobre los adelantos de la investigación.

Producto del silencio de las autoridades en los últimos días, usuarios de las redes sociales utilizan estos medios para presionarlos para que capturen lo antes posible a Peguero Gómez. Con el hashtag #JusticiaparaJanet miles de usuarios del ciberespacio han mostrado su inconformidad por la tardanza en resolver el caso.

La joven desapareció la noche del pasado 12 de noviembre. Su cuerpo fue encontrado cinco días después, el 19, en un área boscosa del pueblo de Wolcott, a pocas millas del bar “La Guakara Latina”, propiedad de ella y su novio. La Oficina del Médico Forense dijo que la mujer murió como resultado de compresión en el cuello (estrangulamiento).

Tras ser velado el pasado domingo en la funeraria de Waterbury, el cuerpo de la joven fue sepultado ayer.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.