Populares tratan de distanciarse de Mariano Rajoy

EFE
Madrid, España

El principal partido de la oposición en España, el conservador Partido Popular (PP), trata de distanciarse de su anterior líder, Mariano Rajoy, a quien el antiguo tesorero del partido ha implicado en la contabilidad “B” de esa formación.

El PP se enfrenta de nuevo al fantasma de la corrupción que le persiguió en los últimos años y que supone un lastre para el partido, en un momento en que su nueva dirección trata de frenar el avance de la extrema derecha.

Contabilidad opaca

La chispa volvió a saltar después de que el extesorero Luis Bárcenas afirmara que el exlíder del partido y expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy conocía la existencia de una contabilidad opaca en el PP, y que destruyó la documentación que lo acreditaba, según figura en una carta que remitió a la Fiscalía Anticorrupción, conocida antier.

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, situó ayer los hechos que denuncia Bárcenas en un “pasado remoto” a la vez que reconoció que el PP ha vivido “un trauma” con la corrupción, y aunque defendió la honestidad de Rajoy, avisó: “quien la hace, la paga”.

Mariano Rajoy, líder del PP de 2004 a 2018 y presidente del Gobierno español de 2011 a 2018, tuvo que dejar el Ejecutivo en junio de ese año después de que prosperara en el Congreso una moción de censura que presentó el partido socialista (PSOE), tras la condena del Partido Popular por lucrarse de una trama corrupta en la que estaban implicados empresarios y cargos públicos de esta formación.

Tras esa condena judicial y la salida de Rajoy del Ejecutivo, el PP eligió nuevo presidente al joven Pablo Casado con un mensaje de renovación, aunque éste no era nuevo en la dirección, ya que hasta entonces había sido vicesecretario general de Comunicación.

El partido renovó su cúpula, pero la sombra de Rajoy y la gestión que hizo en el PP planeó desde entonces sobre los nuevos dirigentes y las acusaciones de corrupción le ha pasado factura.

SEPA MÁS

Caja “B”.

La amenaza de Bárcenas de destapar la contabilidad paralela del PP pende sobre este partido desde que en 2013 desveló la existencia de una caja “B” y que sus dirigentes cobraban sobresueldos de este fondo. El extesorero, condenado a 33 años  de cárcel por las “mordidas” o comisiones que obtuvo de una trama corrupta conocida judicialmente como “Gürtel”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.