Policia provoca accidente a mujer embarazada durante persecución

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

La demanda presentada por Nicole Harper alega que el oficial hizo un «uso excesivo de la fuerza» y que su maniobra para detenerla fue «imprudente».

Un oficial de policía del estado de Arkansas (EE.UU.) enfrenta una demanda por realizar una maniobra con su patrulla que provocó el volcamiento del auto de una mujer embarazada, a la que perseguía por no detenerse cuando los agentes le pidieron, informan medios locales.

Nicole Harper, de 38 años, conducía cerca de la ciudad de Jacksonville a mediados del año pasado cuando un vehículo policial le hizo una señal para que se detuviera por exceso de velocidad. Según su versión, encendió las luces de emergencia y redujo la velocidad para tratar de encontrar un lugar seguro para frenar.

Después de unos dos minutos de persecución, el policía choca contra la parte trasera del auto de Harper en una técnica conocida como una ‘maniobra PIT’, que suelen usar las fuerzas del orden para detener a los sospechosos, como se observa en un video.

El golpe provocó que la mujer perdiera el control y su vehículo giró repentinamente a la izquierda antes de accidentarse. Las imágenes muestran al auto rojo volcado mientras el agente se acerca a la escena para asistir a la conductora, que en ese momento tenía dos meses de gestción.

En el video, se escucha al policía preguntar a Harper por qué no se detuvo, a lo que ella respondió que «no sentía que fuera seguro». «Bueno, aquí es donde ha terminado. Señora, tiene que detenerse», le reprochó el oficial.

De acuerdo con la demanda de Harper presentada el mes pasado, la maniobra empleada por el agente «constituyó un intento imprudente de llevar a cabo una conducta que provocó un riesgo sustancial de lesiones físicas» y alegó un «uso excesivo de la fuerza».

Según el abogado de la demandante, Andrew Norwood, la noche del accidente la mujer «lloró hasta quedarse dormida» creyendo que había perdido a su bebé que estaba por nacer. Sin embargo, un examen realizado a la mañana siguiente detectó los latidos del corazón, y la hija de Harper nació en febrero.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.