Policía apresa hombre que mató dos adolescentes ayer en San Juan de la Maguana

La muerte de los menores se produjo la tarde de cuando cuatro hombres reclamaban de una mujer el pago de una deuda dos mil pesos.

Los menores cayeron en medio de una balacera  que se armó entre otros jóvenes que hicieron disparos “a lo loco ” en un patio de la calle Américo Lugo en la barriada de Quijá Quieta

SAN JUAN DE LA MAGUANA.-La riña de ayer en el populoso sector Quijá Quieta de esta ciudad, que dejó el saldo de dos adolescentes muerto  y una menor de 15 años con heridas de perdigones en el pecho, se originó por la discusión de una deuda de dos mil pesos, en la que nada tenían que ver ni los muchachos muertos ni la menor herida.

De acuerdo con el reporte policial de los hechos todo se originó cuando Alexis Sánchez Terrero, de 20 años, Alex Alejandro Sánchez Terrero, de 22, Apolinar Arnó (Ramón), de 22 y Ramón Gabriel Luis, estos dos últimos dominico-haitianos,  se enfrascaron en una agria discusión  con otros dos jóvenes, solo conocidos como Yanca y Wilkin, en la calle Américo Lugo del citado barrio, frente a la casa No. 23.

Según la Policía local la concubina de Yanca le debe dos mil pesos a uno de los cuatros jóvenes mencionados y estos estaban cobrándole  dicha suma. En su reporte la PN no entra en muchos  detalles y solo dice que en medio de la discusión , en la que hubo muchas  palabras obscenas y ofensas personales, se armó una balacera en la que salieron a relucir pistolas, así como armas de fabricación casera, de las llamadas chilenas.

En medio de la balacera y el corre-corre cayeron heridos los adolescentes Adams Alcántara, de 15 años y Francis Poché Encarnación de 17, así como una menor cuyo nombre se desconoce. Los tres fueron llevados de urgencia al hospital doctor Alejandro Cabral de esta ciudad. Allí falleció el primero casi de inmediato y el segundo una hora después. La menor fue curada y despachada.

LA TRAGEDIA

Hasta ahora, de acuerdo con el reporte policial, lo que parece es que cuando se armó la discusión entre los hombres y estos comenzaron a ofenderse se creó un gran clima de violencia, que nadie ha podido explicar claramente, pero que provocó que Apolinar Arnó, sin medir consecuencias, disparara el cartucho que tenía en su arma de fabricación casera y cuyos perdigones alcanzaron a los menores provocandoles la muerte.

El lugar donde se produjeron los hechos fue un callejón que entra a un patio donde viven muchas personas, y al momento de la discusión había  hombres, mujeres y niños mirando  el pleito ya que se trata de una barriada donde hay mucho hacinamiento. De manera que cuando se hizo el disparo este impactó en gente que nada tenía que ver con el problema. En este caso los tres menores.

La muerte de uno de los menores Francis Poché Encarnación, de 17 años, tiene algunas características diferentes  a la de Adams Alcántara. Este último murió debido a las múltiples heridas de perdigones en diferentes partes del cuerpo. El primero recibió los perdigones en la cabeza, pero también tiene destruidos  el hueso frontal así como la mandíbula superior derecha, lo que indica que fue objeto de una violencia inusitada, lo que no explica en el informe de la policía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.