Poder Ejecutivo: Deportar embarazadas es inhumano, pero es legal

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

El consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, reconoció que las deportaciones de haitianas embarazadas son inhumanas.

Por lo que no está de acuerdo con la medida tomada por las autoridades frente a la crisis que vive el vecino país Haití.

No obstante, defendió la legalidad de las actuaciones de la Dirección Nacional de Migración contra las féminas en estado de preñez.

Asimismo, dijo que las leyes facultan al Estado dominicano para que deporte a todo aquel que se encuentren de manera irregular en el país.

En una visita al Senado de la República, el funcionario rehusó a responder sobre el llamado de la ONU para que el país detenga las deportaciones de haitianas en estado de gestación.

Se recuerda que la medida ha sido tema de controversia a nivel nacional e internacional.

Ley de Migración prohíbe detención de embarazadas haitianas

Pese a las declaraciones de Peralta, según la Ley de Migración prohíbe la detención de indocumentadas embarazadas o lactantes.

La legislación en su párrafo único del artículo 134 del decreto 631-11 sobre el referido reglamento, prohíbe a las autoridades migratorias apresar a las indocumentadas en estado de preñez o lactantes.

El mismo articulado también abarca a menores de edad, envejecientes y solicitantes de asilo.

“Por humanidad el gobierno tiene que cesar, parar ese tipo de acción, porque lo consideramos abusivos”, consideró Joseph Querubín del Movimiento Sociocultural de Trabajadores Haitianos

El protocolo de entendimiento sobre los mecanismos de repatriación firmado entre la República Dominicana y Haití, también se ve quebrantado con las redadas que mantiene la Dirección de Migración.

En el documento, firmado en diciembre de 1999, las autoridades dominicanas se comprometieron con sus homólogos haitianos a evitar la separación de familias haitianas en los procesos de repatriación.

“Estamos estudiando, la posibilidad de presentar demanda judicial frente al Ministerio de Interior”, amenazó Joseph Querubín del Movimiento Sociocultural de Trabajadores Haitianos.

El director de Migración, Enrique García, reconoció que cientos de mujeres embarazadas habían sido apresadas y deportadas a su país se origen.

Los operativos contra las indocumentadas embarazadas forman parte de las estrictas medidas migratorias anunciadas por el gobierno dominicano ante la crisis político-social configurada en Haití.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.