Parece haber poco interés en caso del fugado Quirinito

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

La negligencia del Ministerio Público pudo haber convertido en una especie de fantasma la figura del presunto narcotraficante Pedro Alejandro Castillo Paniagua, mejor conocido como “Quirinito”.
Faltando cuatro meses para cumplir cuatro años que fue dejado escapar, el caso Quirinito parece muerto, partiendo del “silencio sepulcral” que sobre él impera en la Procuraduría General de la República, donde se está como una canción sin letras: no dicen nada.
El Nacional ha solicitado a las actuales autoridades del Ministerio Público informaciones sobre el curso del proceso, pero no dan respuestas. El caso que había copado la atención, parece no ser una prioridad del órgano persecutor del crimen.
En la pasada Administración, por lo menos mantenían el caso vivo aunque fuera con mentiras, bajo el argumento de que estaban tras los pasos de Castillo Paniagua para traerlo al país a responder por la condena, pero esas misms autoridades lo dejaron escapar.
El Ministerio Público recientemente dijo que hay casos que están como el basurero: “quemando por abajo”, por lo que sectores de la sociedad reclaman de una respuesta a casos de esa naturaleza.
Fue en octubre de 2017 que las pasadas autoridades anunciaron que el recluso, condenado a 20 años de prisión por el asesinato del español Gustavo Cervantes (Waikikí), simuló su muerte y luego se determinó que había sido dejado escapar.
Al momento de la supuesta muerte, “Quirinito” cumplía prisión domiciliaria en San Francisco de Macorís, provincia Duarte, luego de que un tribunal le varió la medida por un alegado cáncer que padecía.
Un médico legista certificó que el deceso del recluso se produjo por un infarto agudo al miocardio, producto de un cáncer carcinoma epidermoide de base en la lengua. Sin embargo, la Procuraduría General de la República aseguró que existían “suficientes evidencias” para establecer que Castillo Paniagua está vivo. Su “cadáver” nunca apareció.
Por el caso se abrió un proceso de investigación contra los jueces Aleida Jiménez, Willys de Jesús y Fátima Veloz, implicados en el cambio de pena a favor de Castillo Paniagua, lo cual alegadamente sirvió para simular su muerte.
El ex director del Departamento Nacional de Investigación (DNI), Sigfrido Pared Pérez, quien reveló que lo tenían ubicado y estaban en proceso para completar los trámites con las autoridades del país donde se encuentra.
En septiembre de 2018, el entonces director de la Policía Nacional, Ney Aldrin Bautista Almonte, afirmó que estaban haciendo todos los esfuerzos para reapresar a “Quirinito”.
Previo a esto, el entonces procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, dijo que lo importante en el caso es que existe en contra del prófugo una orden de captura nacional e internacional.
Castillo Paniagua es sobrino del exconvicto Quirino Ernesto Paulino, quien cumplió 10 años de prisión en Estados Unidos por narcotráfico. Tras salir en libertad regresó a su natal República Dominicana.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.