El Palacio de los Deportes plantea varias interrogantes

SD. El Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto aguarda en silencio porque otra vez retorne el baloncesto.

La denominada “Casa del Baloncesto”, aguarda por una reparación que la convierta en una instalación moderna capaz de albergar eventos internacionales, o algo tan sencillo como las prácticas de selecciones nacionales. Además, está lejos de una instalación moderna: gimnasio, oficinas, camerinos, sala de conferencia y hasta una posible media cancha de calentamiento. Si el tabloncillo estuviera en buenas condiciones, se podría jugar allí. “La casa no está en un estado para poder realizar prácticas”, apunta el presidente de la Federación Dominicana de Baloncesto, Rafael Uribe.

El tabloncillo que tiene no está en buenas condiciones, por lo que además de prácticas, tampoco se pueden realizar partidos oficiales de nivel internacional.

“Por ejemplo, continúa Uribe, “la Casa del baloncesto, que es el Travieso Soto, no está en condiciones óptimas, requiere una remodelación profunda para poder realizar de los partidos oficiales con el nuevo sistema de competencia” de la FIBA.

En noviembre se jugará la primera ventana, y en febrero y junio del 2018 serán las siguientes dos.

La principal instalación de baloncesto, por sus condiciones, es la Arena del Cibao Oscar Gobaira en Santiago.

El Palacio

Un paseo por el Palacio permitió reconocer que el sistema de agua funciona. Las duchas, sanitarios y lavamanos están en buen estado. Algunos de ellos están cerrados.

El sistema eléctrico es un punto a tomar en cuenta, así como las pizarras de anotación. Se desconoce la condición del sistema de sonido y, pendiente de confirmar, el techo no tiene filtraciones. El techo está pintado con su tradicional color naranja. Por dentro predomina el verde.

También la condición del tabloncillo afecta el que los equipos Titanes del Distrito Nacional y Leones de Santo Domingo compartan el Travieso Soto. El primero jugará en el Gioriver Arias y el segundo en el club San Carlos.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.